Ir al contenido principal

COCINA


Sería estupendo no tener que cocinar...
Pero si, como yo, no tenéis más remedio que hacerlo, aquí encontraréis recetas fáciles y resultonas que os dejarán tiempo para cualquier otra cosa que no sea estar metidos en la cocina.

RECIÉN COCINADO (últimas recetas publicadas)


Momias de salchicha y hojaldre
Salsa de miel y mostaza antigua
Pan "preñao", relleno de chistorra
Paté de caballa 
Rollitos de pizza

TOP 5 (las recetas más vistas)


Patatas asadas al microondas
Salsa de queso azul o roquefort
Merluza en salsa, con gambas y guisantes
Cañas de hojaldre y chocolate
Mermelada de pera  
 

RECETAS SALADAS


Aguacates rellenos
Aliño de patatas con melva
Arroz tres delicias casero
Arroz al curry

Brazo de gitano salado (con roquefort y jamón)
Bocadillo de aguacate, tomate y anchoas

Carne a la canela
Carne con salsa agridulce 
Cogollos con salmorejo
Crema de champiñones 

Empanada boloñesa
Empanada de queso, dátiles y bacon
Empanadillas de atún (al horno)
Ensalada de arroz, salmón y queso 
Ensalada de pasta con espinacas, bacon y queso

Fideos chinos con ajo (post invitado)
Filetes de pollo a la carbonara 

Galletas de queso y bacon (galletas saladas)
Galletas de queso azul y nueces (galletas saladas)
GAZPACHO andaluz suave
Guacamole
Guiso de lentejas con berenjena
Guiso de patatas con carne

Hummus

Lentejas con berenjena

Macarrones con setas y gambas
Magdalenas saladas de dos quesos  
Masa de pizza casera fácil 
Merluza en salsa, con gambas y guisantes 
Mermelada (agridulce) de pimientos del piquillo 
Momias de salchicha y hojaldre
Muffins salados de dos quesos 

Nuggets de pollo caseros

Palmeritas saladas de hojaldre con jamón y queso
Pan de queso y aceitunas
Pan de soda
Pan "preñao", relleno de chistorra
Pastel de atún
Patatas al orégano
Patatas asadas en horno convencional
Patatas asadas al microondas
Patatas con carne (guiso)
Paté
Paté de caballa
Pizza casera fresca o congelada (receta de la masa) 
Pollo a la carbonara
Pollo tikka masala

Quiche de andar por casa (con salchichas y jamón)
Quiche de espinacas con bacon y queso Edam 

Rollitos de pizza  

Salchichas al vino
Salchichas-momia
Salmorejo casero
Salsa de miel y mostaza antigua
Salsa de queso azul
Salsa de roquefort
Solomillo de cerdo con salsa agridulce

Tarta vegetal muy fácil (tarta salada)
Tortilla rellena de jamón y queso (tortilla con boina)

RECETAS DULCES 


Bizcocho Brown Velvet
Bizcocho Red Velvet
Bizcocho de limón
Bizcocho de yogur
Bizcocho glaseado de limón y arándanos 
Bolas de donut

Brownies clásicos
Brownies fáciles 
Buttercream de chocolate blanco
Buttercream de chocolate negro
Buttercream de crema de cacao
Buttercream de miel

Cakepops
Cañas de hojaldre y cabello de ángel
Cañas de hojaldre y chocolate
Cobertura básica de chocolate Cupcakes de antojo de chocolate
Cupcakes de vainilla y ganaché de chocolate blanco
Cupcakes de naranja y chocolate
Cupcakes de plátano y merengue
Cupcakes de plátano y miel
Cupcakes y vainilla y chocolate negro
Cupcakes Red Velvet con buttercream de queso
Cupcakes de dos chocolates
Cupcakes de caramelo y chocolate blanco
Cupcakes de calabaza y queso para Halloween 
Cupcakes de manzana y merengue

Galletas de corazón con chocolate
Galletas de chocolate
Galletas de chocolate (COOKIES)
Galletas de frutas secas
Galletas de jengibre
Galletas de mantequilla
Galletas: masa base
Ganaché ligero de chocolate blanco 
Glaseado básico
Glaseado de chocolate blanco
Glaseado de chocolate negro
Glaseado de crema de cacao
Glaseado de miel
Glaseado de queso 
Granizado de café irlandés

Icing de chocolate blanco
Icing de chocolate negro
Icing de crema de cacao
Icing de miel
Icing de queso

Lacitos de hojaldre con leche condensada y miel
Lassi de plátano

Magdalenas básicas
Magdalenas de chocolate (receta para 6 magdalenas)
Magdalenas de chocolate MUY JUGOSAS Y ESPONJOSAS (éstas están más ricas)
Magdalenas de naranja
Magdalenas de plátano
Magdalenas de vainilla
Magdalenas de vainilla mejoradas: receta para 8 magdalenas
Magdalenas rellenas
Manzanas con salsa de caramelo
Merengue básico 
Mermelada de calabaza con canela y jengibre
Mermelada de fresa 
Mermelada de mandarina 
Mermelada de pera
Mermelada (agridulce) de pimientos del piquillo 
Mermelada de plátano 

Natillas caseras
Postre de aniversario

Red Velvet (bizcocho y magdalenas)
Rosas de fondant (tutorial) VÍDEO
Rosquillas de anís

Salsa dulce de caramelo para manzanas

Tarta de calabaza y crema de queso (Halloween)
Tarta de chocolate y plátano
Tarta de Mickey Mouse con puzzle de fondant
Tarta de queso MUY fácil (sin horno)

Topping de chocolate blanco
Topping de chocolate negro
Topping de crema de cacao
Topping de miel
Topping de queso 
Torrijas de miel y vino (como se hacen en Sevilla) 

Trufas 
Turrón de chocolate casero (¡muy fácil!) 

Yogur cremoso con leche condensada (para yogurtera) 

RECOPILATORIOS DE RECETAS


20 ideas para preparar la cena sin complicarte la vida
Hojaldre: 7 recetas muy fáciles

CURIOSIDADES, CONCEPTOS Y TRUCOS DE COCINA


Caldo de pollo
Conservas de mermelada caseras: cómo hacerlas y precauciones que debemos tener
Cupcakes: conceptos básicos
Dorar la carne
Pochar
Tipos de harina

LO MÁS VISTO EN EL ÚLTIMO MES:

Salsa de queso azul o roquefort

Hoy os traigo esta rica salsa de queso azul, muy fácil de hacer, que resulta ideal para acompañar carnes y patatas (fritas, al horno, asadas al microondas,...). También se me ocurre que, si ponemos un par de cucharadas de esta salsa sobre unos macarrones rehogaditos, tienen que estar buenísimos.
Pero no sólo nos va a servir para acompañar platos calientes, sino que también la podemos usar para aliñar ensaladas.
En fin, como veis es una salsa tremendamente versátil. Eso sí, os tiene que gustar el queso, claro, porque el sabor es intenso.

Por cierto, si os gusta el queso, os encantarán estas galletas saladas de queso azul y nueces. ¡Tenéis que probarlas! Y si os gusta el queso menos intenso, estas galletas saladas de queso y bacon son ideales para vosotros.
Yo hoy he hecho la salsa con queso azul, pero si queremos salsa de roquefort la haremos exactamente igual, sólo que sustituyendo el queso azul por la misma cantidad de roquefort.



INGREDIENTES100 gr de queso azul (o roquefort)250 ml d…

Patatas asadas al microondas

Ésta es una forma rápida, limpia y sana de cocinar las patatas. Como el microondas las cocina en su propio jugo, quedan mucho más sabrosas que simplemente hervidas. En la foto se ven servidas sólo con un chorrito de aceite de oliva y sal, pero les vendrá bien vuestra salsa favorita, como la salsa de queso azul o roquefort.

Estas patatas al microondas pueden solucionaros la cena un día que no sepáis qué hacer, o que no tengáis ganas de meteros mucho en cocina, pero que no se os apetezca comer de precocinados. Esta receta está incluida en el recopilatorio 20 CENAS MUY FÁCILES de este mismo blog. Echadle un vistazo, que seguro que encontráis ideas interesantes.

Os dejo por aquí también el enlace a la receta de las patatas asadas en horno convencional, por si preferís prepararlas así.

Y ya, sin más, vamos a preparar las patatas asadas al microondas.
PREPARACIÓN
Cocinaremos la patata con su piel, así que lo primero es lavarla muy bien y secarla.
Después, haremos agujeros pinchando por to…

Guacamole suave

Hoy os traigo una versión suave (apta para los más peques de la casa) de esta salsa, originaria de Mesoamérica, cuyo ingrediente principal es el aguacate.
Su elaboración en casa es de lo más fácil. El único misterio es que los aguacates que usemos estén bien maduros. 
Se suele servir acompañada de triángulos de maíz (nachos), que se mojan en el guacamole. Se toma como primer plato o entrante.
INGREDIENTES 1 aguacate maduro1 tomateCebollaZumo de limónSal y pimienta
Estas cantidades de ingredientes son adecuadas para dos personas.  Si nos gusta más picante, sólo tenemos que añadir unos pimientos chiles picados.
PREPARACIÓN
Partimos el aguacate por la mitad, a lo largo. Retiramos el hueso y vaciamos la pulpa con una cuchara, para ponerla en un plato. Inmediatamente, le echamos un buen chorro de zumo de limón. Esto es muy importante, porque evitará que el aguacate se nos ponga negro.
Machacamos el aguacate con un tenedor, mezclándolo bien con el limón. Esto debe ser muy fácil, porque el ag…

2 tintes a prueba: Majirel de L'Oreal vs. Igora Royal de Schwarzkopf. ¿Con cuál me quedo?

He de confesaros que no me gusta demasiado ir a la peluquería. Habrá a quien sí le guste, que se relaje,... Pero yo no. Sé que en estoy puedo ser un poco rara, pero no me relajo, me parece que pierdo demasiado tiempo y, por si fuera poco, acabo con el cuello destrozado del lava-cabezas (o como sea que se llame ese invento infernal, ese potro de tortura).
Eso sí, me gusta ir con el pelo arreglado, sin canas ni raíces. Porque una es rara, pero coqueta. Y para que no se me vean las canas, he de teñirme cada cuatro semanas.
Solución: voy a la peluquería cada tres o cuatro meses, para retocarme el corte (y ya de paso sí me dan el color allí), pero el resto de las veces me tiño yo en casa. Eso sí, el teñirte en casa no ha de significar usar productos de baja calidad, por lo que voy a una tienda de productos específicos de peluquería para comprar los tintes.
Los tintes que uso son de los mejorcitos, orientados a uso profesional y se aplican (como en la peluquería) con brocha, lo que asegura…

Conservas de mermelada casera: cómo hacerlas y precauciones que debemos tener.

Hacer mermelada casera resulta bastante sencillo y el resultado es delicioso. Lo podéis ver, por ejemplo, en la receta de mermelada de fresa, que veíamos el otro día.
La mermelada casera nos durará en el frigorífico de una semana a diez días sin problemas. Pero, claro, ya que hacemos mermelada... ¿por qué no la conservamos?
Las conservas de mermelada son una buena forma de aprovechar la fruta de temporada, y poder degustarla meses después. Y está el aliciente de usar sólo productos naturales, ya que los únicos conservantes que llevarán serán el zumo de limón y el azúcar.
Además, podemos decorar los tarros para que nos queden taaaan chulis... ¿Cómo nos podremos resistir a hacerlas?


El procedimiento es algo laborioso, pero nada complicado. Eso sí, hemos de seguir bien las instrucciones y tener muy en cuenta las siguientes precauciones, para evitar llevarnos un disgusto.
Y si nos nos decidimos... ¡siempre podemos optar por congelar la mermelada! Después, sólo hay que descongelar a tempe…