Ir al contenido principal

Preparar SALMOREJO casero es muy fácil



Hoy os traigo una receta muy fresquita para el verano y muy facilita de hacer: un delicioso salmorejo. Por si no conocéis este plato, se trata de una sopa fría de tomate, que puede resultar similar al gazpacho por su aspecto, pero su sabor es distinto, ya que lleva otros ingredientes.

Si queréis hacer un gazpacho andaluz suave, haced click en el enlace y os cuento cómo.

Pero volvamos a lo que nos ocupa hoy, que es la receta del salmorejo.

Como suele ocurrir con los platos de la cocina tradicional, en cada región, e incluso en cada familia, se preparan de forma distinta. Así que aquí os voy a contar cómo preparo yo el salmorejo.

Os he comentado que se trata de una sopa fría, pero también se puede usar como ingrediente en otras preparaciones. Por ejemplo, una rebanada de pan tostado con salmorejo, aceite y lonchas de jamón está delicioso. Y, en vez de jamón, podemos añadir bacalao en aceite, anchoas... ¡lo que se nos ocurra!

También podemos usarlo para preparar estos increíbles cogollos con salmorejo.

Y ya, sin más, os cuento cómo prepararlo:


INGREDIENTES


  • 1 kg de tomates rojos maduros
  • 1/2 pieza de pan (más o menos 50 gr)
  • 2 huevos duros
  • 1 diente de ajo pequeño (o medio si es grande)
  • Vinagre de vino blanco
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Taquitos de jamón serrano


Como es un plato que se sirve muy frío, si tenemos los ingredientes previamente en la nevera, tardará menos en coger la temperatura adecuada tras su preparación. Si no, habremos de prepararlo con suficiente antelación.


PREPARACIÓN


Lavamos y pelamos los tomates.

Batimos muy bien los tomates con el pan, 1 huevo duro (pelado, se entiende), el ajo, un chorrito de vinagre y sal al gusto. Hemos de obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

A diferencia del gazpacho, no se le añade agua. Si nos queda excesivamente espeso, es que nos hemos pasado con el pan, así que podemos añadir algún tomate más. Pero siempre recordando que la textura del salmorejo debe ser más espesa que la del gazpacho (el gazpacho se puede beber, el salmorejo es para tomar con cuchara).

Corregiremos de sal, si es necesario, y reservamos en la nevera.

Serviremos muy frío, en plato o cuenco, adornado con un chorrito de aceite de oliva y taquitos de jamón y huevo duro picado (habremos reservado el otro huevo duro para este fin).

Bueno, pues ya habéis visto lo fácil que es preparar un salmorejo fresquito en casa, que no tiene complicación ni misterio.

Pero contadme, ¿vosotros sois más de salmorejo o de gazpacho?

Y si os ha gustado esta receta, recordad que podéis compartirla muy fácilmente en vuestras redes sociales favoritas, con los botoncitos que hay aquí abajo.


Besitos y... ¡hasta el próximo post!

Comentarios

LO MÁS VISTO EN EL ÚLTIMO MES:

Patatas asadas al microondas

Ésta es una forma rápida, limpia y sana de cocinar las patatas. Como el microondas las cocina en su propio jugo, quedan mucho más sabrosas que simplemente hervidas. En la foto se ven servidas sólo con un chorrito de aceite de oliva y sal, pero les vendrá bien vuestra salsa favorita, como la salsa de queso azul o roquefort.

Estas patatas al microondas pueden solucionaros la cena un día que no sepáis qué hacer, o que no tengáis ganas de meteros mucho en cocina, pero que no se os apetezca comer de precocinados. Esta receta está incluida en el recopilatorio 20 CENAS MUY FÁCILES de este mismo blog. Echadle un vistazo, que seguro que encontráis ideas interesantes.

Os dejo por aquí también el enlace a la receta de las patatas asadas en horno convencional, por si preferís prepararlas así.

Y ya, sin más, vamos a preparar las patatas asadas al microondas.
PREPARACIÓN
Cocinaremos la patata con su piel, así que lo primero es lavarla muy bien y secarla.
Después, haremos agujeros pinchando por to…

Salsa de queso azul o roquefort

Hoy os traigo esta rica salsa de queso azul, muy fácil de hacer, que resulta ideal para acompañar carnes y patatas (fritas, al horno, asadas al microondas,...). También se me ocurre que, si ponemos un par de cucharadas de esta salsa sobre unos macarrones rehogaditos, tienen que estar buenísimos.
Pero no sólo nos va a servir para acompañar platos calientes, sino que también la podemos usar para aliñar ensaladas.
En fin, como veis es una salsa tremendamente versátil. Eso sí, os tiene que gustar el queso, claro, porque el sabor es intenso.

Por cierto, si os gusta el queso, os encantarán estas galletas saladas de queso azul y nueces. ¡Tenéis que probarlas! Y si os gusta el queso menos intenso, estas galletas saladas de queso y bacon son ideales para vosotros.
Yo hoy he hecho la salsa con queso azul, pero si queremos salsa de roquefort la haremos exactamente igual, sólo que sustituyendo el queso azul por la misma cantidad de roquefort.



INGREDIENTES100 gr de queso azul (o roquefort)250 ml d…

2 tintes a prueba: Majirel de L'Oreal vs. Igora Royal de Schwarzkopf. ¿Con cuál me quedo?

He de confesaros que no me gusta demasiado ir a la peluquería. Habrá a quien sí le guste, que se relaje,... Pero yo no. Sé que en estoy puedo ser un poco rara, pero no me relajo, me parece que pierdo demasiado tiempo y, por si fuera poco, acabo con el cuello destrozado del lava-cabezas (o como sea que se llame ese invento infernal, ese potro de tortura).
Eso sí, me gusta ir con el pelo arreglado, sin canas ni raíces. Porque una es rara, pero coqueta. Y para que no se me vean las canas, he de teñirme cada cuatro semanas.
Solución: voy a la peluquería cada tres o cuatro meses, para retocarme el corte (y ya de paso sí me dan el color allí), pero el resto de las veces me tiño yo en casa. Eso sí, el teñirte en casa no ha de significar usar productos de baja calidad, por lo que voy a una tienda de productos específicos de peluquería para comprar los tintes.
Los tintes que uso son de los mejorcitos, orientados a uso profesional y se aplican (como en la peluquería) con brocha, lo que asegura…

Reto Instagram 12 Meses: normas y cuadro para julio de 2017

¡Hola a todos!

Hoy quiero contaros una idea que se me ha ocurrido y me parece muy chula. ¿Qué os parece si hacemos un Reto en Instagram, para compartir fotos e inspirarnos unos a otros?  Así, por diversión, nada más. Y para estimular un poco nuestra creatividad y ver qué se nos ocurre a cada uno de nosotros para resolver las fotos de cada día.

He pensado titularlo Reto Instagram 12 Meses, porque cada mes del año os dejaré un cuadro con una propuesta de tema para cada día. Pero si nos gusta, podemos alargarlo tanto como queramos. La idea es que subamos una foto al día (tampoco es tanto), relacionada con el tema que os propongo.

Os dejo el cuadro para el mes de julio de 2017, y abajo os explico las normas.


NORMAS DEL RETO Este reto es por pura diversión y para inspirarnos unos a otros. No hay premios, ni sorteos. La foto que sea más chula de cada día, aparecerá (con mención del autor, por supuesto) en un post especial en este blog.Cada mes publicaré un cuadro, con una propuesta de tema

Cañas de chocolate: ¡más fácil, imposible!

Vale, ¿y qué os cuento de esta receta? Es muy fácil y se hace en un momento.

Aquí os explico cómo hacer las cañas grandes de chocolate, como las que venden en las pastelerías. Pero siguiendo la misma técnica las podéis hacer del tamaño que queráis, incluso preparar mini-hojaldres. Lo que sí debéis tener en cuenta es que cuanto más pequeñas sean las piezas de hojaldre, menos tiempo tardarán en hacerse en el horno, así que es bueno vigilarlas, para que no se nos quemen.

Si os gustan las cañas de chocolate, seguro que también os gustarán las cañas de cabello de ángel. Y si sois como yo, que os pirra el hojaldre, tanto dulce como salado, os dejo aquí el enlace a un recopilatorio de 7 recetas muy fáciles con hojaldre, que seguro que os interesa y podréis sacar ideas.

Aquí os pongo también la foto de las mini-cañas de chocolate:



INGREDIENTES
No pongo las cantidades, porque es "a ojo": ¡depende de la cantidad que queráis hacer!

Hojaldre Crema de cacao (tipo Nocilla)Azúcar glasFideos…