Ir al contenido principal

Filetes de pollo a la carbonara



Para hoy os propongo una receta muy sencilla y rápida de preparar, que gusta tanto a los peques como a los no tan peques y que seguro que os hace pedir pan para mojar la salsita: estos deliciosos filetes de pollo a la carbonara.

También se puede preparar la misma receta con filetitos de lomo de cerdo (quedan también muy bien), pero yo en esta ocasión lo he hecho con pollo.

INGREDIENTES


  • 1/2 kg de filetes de pollo finitos
  • 200 ml de nata líquida para cocinar (una cajita pequeña)
  • Leche
  • 3 lonchas de bacon
  • 1 lata de champiñones en láminas
  • Cebolla
  • 1 pastilla de Avecrem (caldo de pollo)
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Queso rallado

PREPARACIÓN


En una sartén grande, engrasada con un poco de aceite de oliva, doramos todos los filetes. Reservamos en un plato hondo.

En la misma sartén, pondremos cebolla rallada al gusto, el bacon picadito con una tijera y los champiñones. Si es necesario, añadimos un poquito más de aceite y rehogamos hasta que esté bien hecho todo.

Bajamos a fuego mínimo y vertemos la nata. Añadimos también la pastilla de Avecrem, que desharemos con las manos, y una pizca de pimienta. Mezclamos todo bien.

Yo no añado sal, porque creo que con la pastilla de Avecrem ya es suficiente.

A continuación, iremos incorporando leche, poco a poco, hasta obtener la cantidad de salsa deseada, pero sin que quede demasiado líquida. Dejaremos hervir (siempre a fuego lento y sin dejar de remover) para que se vaya espesando.

En vez de leche, podemos hacerlo sólo con nata, usando más cantidad. Es más fácil de preparar, porque espesará antes... Pero con leche resulta más ligera (tanto de sabor como de calorías, aunque ya os aviso que este plato muy light no es, que digamos).

Cuando la salsa esté a nuestro gusto, añadimos los filetes que teníamos reservados y el juguillo que hayan soltado en el plato. Removemos muy bien para incorporar ese juguillo a nuestra salsa (le dará un toque más de sabor) y dejamos hervir un poco más para que la salsa coja el punto de espesor deseado y los filetes se impregnen bien del sabor.

Servimos bien caliente, con queso rallado por encima. Yo, en esta ocasión, además, le he puesto unas patatas fritas de acompañamiento, que mojadas en la salsita quedan... ¡ufff! Ni os lo cuento, mejor que lo probéis vosotros mismos.

Si os ha gustado esta receta, recordad que podéis compartirla muy fácilmente en vuestras redes sociales favoritas, con los botoncitos que hay aquí debajo.

Besitos y... ¡hasta el próximo post!

Comentarios

  1. Que facilitos y que ricos tienen que estar!! una pinta buenisima!!Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que están buenos y, como ves, se hacen en un pis-pás. Gracias por tu visita. ¡Besos!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Y huelen aún mejor! Me alegro de que te guste. ¡Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!
En este espacio respetamos la diversidad de opiniones, vuestras sugerencias y las críticas constructivas. Pero cualquier comentario ofensivo o fuera de tono no será respondido, sino que lo eliminaré en cuanto lo vea. Aquí no alimentamos a los trolls...