Ir al contenido principal

Inspiración: tarjeta Love

En el post de hoy os traigo una tarjeta que hice ya algún tiempo. Puede que os suene porque ya la enseñé en algún grupo de Facebook, así como en Instagram. Pero me parece interesante dejarla aquí en el blog, por si os puede servir de inspiración. Esta tarjeta es un ejemplo de cómo, con muy pocos materiales, podemos hacer cositas muy chulas.


Os voy a contar cómo la he realizado, para que veáis lo sencillo que es.


El primer paso ha sido recortar un rectángulo de 3x4 pulgadas (o, lo que es lo mismo, 7,5x10 cm) en papel de acuarela. Yo lo he hecho con una guillotina, porque la tengo y me resulta más cómodo, pero también podéis usar regla y cutter. 

A continuación, he redondeado las esquinas con una troqueladora para redondear esquinas de 1/2 pulgada. Yo lo hago así para que tenga el mismo formato que las tarjetas que venden para Project Life.

Una vez tenemos la base de la tarjeta (que podéis hacer de las medidas que os apetezca, según el proyecto en el que la vayáis a usar), es la hora de decorar.

Con una troqueladora pequeña de corazón, troquelé en papel cebolla (o vellum, que le dicen ahora) 13 corazones, y otros 3 en papel craft (el papel de embalar de toda la vida).

Elegí los sellos que quería usar (uno de corazón pequeño y otro con la palabra LOVE). Tomé las distancias, presentando sobre la tarjeta los corazones, y estampé los sellos con tinta negra de secado rápido.

Y ahora viene la parte más entretenida, que es coser los corazones a la tarjeta. Esto es más sencillo de lo que parece, pero hay que tener un poco de paciencia. Los corazones de papel cebolla están cosidos uno a uno a mano, con una aguja de grosor medio e hilo dorado metalizado. Los he cosido de manera irregular, cada uno de una manera y dejando algunos hilos por fuera, para darle algo más de interés. Debajo de tres de los corazones de papel cebolla, están los de papel craft. Para hacerlo, simplemente se cosen los dos a la vez. 

Esto tal vez lo veáis mejor en esta foto de detalle.


Esta tarjeta que veis la he usado para mi Project Life. Ya otro día os contaré con más detalle (si no lo sabéis) qué es eso del Project Life y cómo me lo planteo yo.

Vosotros podéis usar esta misma técnica con troqueles de otras formas (de estrella, por ejemplo). Y también aplicado a tarjetería o a un LO. ¡Lo que se os ocurra!

Espero que os haya gustado y, sobre todo, que os haya servido de inspiración para vuestros propios proyectos. ¡Ya me contaréis! 

Y, si os ha gustado, podéis compartir este post en vuestras redes sociales favoritas, simplemente pinchando en los botoncitos que hay debajo de la entrada.

Yo ya me despido por hoy. Volveré a estar por aquí el viernes, con un imprimible gratuito... ¡y terrorífico! (Que Halloween está aquí ya).

Besitos y... ¡hasta el próximo post!

Comentarios