Muffins de dos quesos (magdalenas saladas)


Hoy os traigo una receta salada, para compensar todo el dulce que os enseñé el post de ayer, con mi visita a Sevilla Dulce. Por cierto, tenemos que irnos preparando, porque en noviembre nos viene a Sevilla... (¡tachán tachán!... redoble de tambor...) ¡la Primera Feria de Repostería Creativa Cake & Icecream! En su web podréis ver todas las cositas chulis que nos están preparando. ¡Qué ganas! Yo voy a ir... ¿y vosotros?

Esta receta está inspirada en una que publicó hace algún tiempo Esmeralda, en su blog Recelandia, aunque yo le he hecho algunos cambios. Si no habéis probado las magdalenas saladas, ésta es una muy buena forma de empezar, ya que los ingredientes son bastante simples y la elaboración no tiene ninguna complicación.



INGREDIENTES


  • 185 gr de harina
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 2 cucharadas de postre de levadura química (tipo Royal)
  • 1/2 cucharada de postre de sal
  • Una pizca de pimienta
  • 1 y 1/2 cucharadas de postre de tomillo
  • 1 huevo
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 100 ml de leche
  • 120 gr de queso Emmental rallado
  • 150 gr de queso blanco de untar (tipo Philadelphia)


PREPARACIÓN


Precalentamos el horno a 180 grados.

Ponemos el queso de untar en un bol, salamos al gusto, removemos bien y reservamos.

En un bol grande, ponemos los ingredientes secos: harina, azúcar, sal, levadura, pimienta y tomillo. Removemos bien con un tenedor.

Añadimos el huevo, la leche y el aceite y batimos todo hasta que quede bien integrado.

Agregamos ahora a la mezcla el queso rallado y removemos bien con una cuchara.

Preparamos un molde para magdalenas con 12 cápsulas (papelillos). En cada una, ponemos:

  • Una cucharada de mezcla.
  • Una cucharadita del queso de untar, que habíamos reservado.
  • Rellenamos con la mezcla hasta (como mucho) 3/4 de capacidad de las cápsulas.
  • Espolvoreamos con más tomillo.


Horneamos alrededor de 20 minutos (dependiendo del horno), hasta que al pinchar en el centro con un palillo, éste salga limpio. Pero no abriremos la puerta del horno antes de 15 minutos, para que no se hundan por el centro.

Una vez fuera del horno, los dejamos reposar 5 minutos en el molde y después los sacamos y los pondremos a enfriar sobre una rejilla, para que las cápsulas no se humedezcan (si no, se despegarán los papelillos y quedará muy feo).

¡Y listo!

Los comeremos preferentemente a temperatura ambiente, aunque se conservan bien varios días en la nevera y fríos están también buenísimos.

Espero que los hagáis, que ya veis que son muy fáciles, y que os gusten tanto como a nosotros... ¡Ya me contaréis!

Y yo ya me despido por hoy. Besitos y... ¡hasta el próximo post!

8 comentarios:

  1. Bueno, riquísimas debían estar. Y a mí que el queso me encanta no veo la hora de probarlas en casa. besos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  2. Que ricas! Tienen una pinta buenísima, que buenas como aperitivo me parecen genial! Un besote La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por la receta !! me la guardo en favoritos

    ResponderEliminar
  4. Unas magdalenas muy interesantes, me gustan mucho este tipo de magdalenas son un rico entrante. Bstos.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  5. Ummm nunca las e hecho saladas y me parecen sencillas me la guardo en favoritos y caeran ya te dire bssss

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno!!! Tengo muchas ganas de intentar hacer algún muffin salado pues me llaman mucho la atención. Sin duda estos tienen una pinta impresionante!!!!

    ResponderEliminar
  7. ñam ñam! Creo que estos le van a encantar a mi chico! jeje!
    Kissitos!!

    ResponderEliminar
  8. se ven muy ricos !!! también la sigo a Esmeralda pero creo que esta receta se me escapó, me llevo la receta con tu permiso. un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!