Mermelada de plátano



Hoy os traigo otra receta de mermelada, muy fácil de preparar y que no se suele encontrar en las tiendas: la mermelada de plátano. 

La verdad es que estaba un poco reticente a probarla, porque pensaba que iba a resultar demasiado empalagosa (el plátano ya, de por sí, es dulce). Pero nada de eso. Se obtiene una mermelada de textura suave y sabor delicado. En serio, os aconsejo que la probéis.

Como siempre, yo hago mermelada para consumir sobre la marcha: calculo las cantidades para que me salga un bote mediano, que durará de una semana a diez días en la nevera. Esto es porque yo no hago el procedimiento para hacer conservas caseras. Pero si vosotros queréis hacer más cantidad, para conservarla, en este post os explico, paso a paso, cómo hacer conservas caseras y las precauciones que debéis tener.



Esta mermelada tiene un tiempo de preparación más corto que la mayoría: está lista en sólo 20 minutos. 



 

INGREDIENTES

  • 3 plátanos
  • Azúcar
  • El zumo de medio limón

PREPARACIÓN


Como siempre que hagamos mermeladas, la fruta ha de estar en su punto óptimo de maduración.

Lavamos y pelamos los plátanos. Cortamos la carne en daditos y la pesamos. Añadimos la mitad del peso de la fruta pelada en azúcar (es decir, si el plátano, una vez pelado y cortado, pesa 300 gr, añado 150 gr de azúcar). Ponemos el zumo de medio limón, mezclamos bien y dejamos macerar (tapado) media hora.

Transcurrido ese tiempo, llevamos a ebullición a fuego fuerte (en una cazuela metálica) y bajamos el fuego. Dejaremos que continúe la ebullición (que haga chup-chup) a fuego lento 20 minutos.

Seguramente, tendremos que ir añadiendo algo de agua.

La mermelada de plátano tendremos que irla removiendo casi constantemente, porque se pega al fondo con mucha facilidad. Mientras removemos, veremos que se va deshaciendo, tomando la textura de mermelada (no hará falta triturarla).

A los 20 minutos, cuando tenga la textura adecuada, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Cuando se haya templado, pasamos la mermelada a un bote de cristal y lo cerramos. Una vez se enfríe, guardamos en la nevera.

Servir bien frío.





¡Y listo! ¿A que es fácil? Y como hay plátanos casi todo el año en la frutería... 

Bueno, pues espero que os guste esta mermelada tanto como a nosotros. Yo ya me despido por hoy. Besitos y... ¡hasta el próximo post!


10 comentarios:

  1. Que bueno Carmen! Me ha encantado este post, me guardo la receta. Un beso

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es muy original esta receta pues con platanos tiene que estar deliciosa!Me la apunto Carmen,Bessoss

    ResponderEliminar
  3. Ummm con platano la probare el otro dia subi una al blog de pera y manzana y que ricas me tomo nota bssss

    ResponderEliminar
  4. Que rico debe estar, jamas he visto este sabor de mermelada y tiene que ser una delicia! Me guardo la receta!

    ResponderEliminar
  5. Suelo hacer mermeladas, me encantan! y combinar diferentes frutas y sabores, pero nunca he llegado a prepararla de plátano. Muchas gracias por compartir y te felicito por éste estupendo blog que acabo de descubrir.
    Saludos y hasta siempre!!

    ResponderEliminar
  6. Qué original, no he hecho nunca la mermelada de plàtano así pues te pillo la receta. Muchos besitos guapetona y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Hola!! Me gusta tu blog y sobre todo el nombre de él, jaja. Tengo dos premios para ti en mi blog: http://dulcesdesonia.blogspot.com.es/ recógelos y espero que te gusten.

    Bss

    ResponderEliminar
  8. Si además perfecto para que no se pierdan los platanos, que a veces suele pasar. Nunca he hecho ésta mermelada y me has dado una idea estupenda y se ve muy rica. Gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que está rica, y no empalaga nada. Me alegro de que te haya gustado la idea. ¡Besos!

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!