Cupcakes de vainilla y ganaché de chocolate blanco (receta para 8 cupcakes)



La semana pasada hice estos cupcakes con motivo del Día Internacional del Lupus, y os debía la receta. La elaboración de estos cupcakes es extremadamente sencilla y el resultado asombroso. El bizcocho es muy jugoso y la cobertura de ganaché es ligera y nada empalagosa.

No sé si a vosotros os pasa lo mismo, pero yo estoy ya cansada de las coberturas (icing, frosting) a base de mantequilla. Sé que son muy vistosas, pero el sabor me resulta francamente decepcionante. Y los dulces que hagamos no son para mirarlos y ponerlos de adorno en una vitrina: hacemos dulces principalmente para comérnoslos. Así que tienen que estar ricos. Obviamente, es cuestión de gustos, y las buttercream (cremas para glasear a base de mantequilla) no se adaptan a los míos. La única que se salva es el buttercream de queso, ya que la proporción de mantequilla es pequeña.

Ante este panorama, estoy empezando a experimentar con el ganaché.

El ganaché es una crema para rellenar y cubrir bizcochos, elaborada principalmente a base de chocolate (blanco, negro, con leche,...) y nata. Dependiendo de las proporciones, la consistencia será más o menos ligera. Un ganaché consistente se puede usar, igual que una buttercream, para decorar con manga pastelera. Y un ganaché ligero se filtrará en el bizcocho, haciéndolo más jugoso. 

El sabor del ganaché, además, es más "fácil" para el paladar español: no lleva mantequilla y es menos empalagoso.

Así que yo voy a seguir haciendo pruebas con el ganaché. Y, en serio, os recomiendo que lo probéis... ¡no os vais a arrepentir!



Y ahora, ya sin más, vamos a ver la receta de estos cupcakes.

Con estas proporciones de ingredientes salen 8 cupcakes. La receta del bizcocho la he sacado del blog Blue Velvet Cook Book, que tiene cositas muy interesantes. La hago con mínimas variaciones.
El ganaché que he usado es de textura ligera.

INGREDIENTES

Para 8 magdalenas de vainilla:
  • 1 huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr de harina
  • 75 gr de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de leche
  • 1 cucharada de postre de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de postre de levadura química, tipo Royal

Para el ganaché ligero de chocolate blanco:
  • 75 gr de chocolate blanco
  • 75 ml de nata líquida

PREPARACIÓN

Primero haremos el ganaché.

Troceamos el chocolate, lo ponemos con la nata en un cazo y removemos a fuego medio, hasta que se derrita el chocolate por completo y se mezcle bien con la nata. Cuidado de  que no hierva.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego lo metemos en el frigorífico.

Después, prepararemos las magdalenas.

Precalentamos el horno a 160 grados. 

Mezclamos en un bol la harina y la levadura.

Batiremos bien con la batidora el azúcar con la mantequilla y el huevo. Y ya soltamos la batidora eléctrica.

Añadimos la mitad de la mezcla de harina y levadura y lo integramos con el batidor de varillas manual. Después, añadimos la otra mitad y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

A continuación, incorporamos la leche y la vainilla. Seguimos mezclando hasta que esté todo integrado.

Preparamos una bandeja de horno con nuestro molde para magdalenas. En cada hueco del molde, ponemos una cápsula para magdalenas y la llenamos con la mezcla hasta la mitad o 2/3 como mucho. Yo he tenido suficiente para 8 magdalenas.

Horneamos de 15 a 20 minutos, hasta que pinchando en el centro salga limpio. Ponemos la bandeja del horno de la mitad para abajo, para que no se quemen por arriba. No abriremos la puerta del horno antes de los 15 minutos, porque se hundirán por el centro y ya no tendrán arreglo.

Cuando estén hechas, dejamos enfriar cinco minutos dentro del molde y después las sacamos y dejamos que terminen de enfriarse sobre una rejilla.

Por último, montaremos los cupcakes.

Esto NO lo haremos hasta que los cupcakes y el ganaché estén completamente fríos.

La decoración que he elegido es muy sencilla, como podéis ver. Quería algo "ligero", así que me he limitado a extender una capa de ganaché sobre cada magdalena y luego le he colocado las flores y los toppers. Si os gustan los toppers, os los podéis imprimir desde esta entrada.





Y aquí os dejo otro ejemplo de decoración: 


Bueno, pues espero que os gusten estos cupcakes tanto como a nosotros. Yo, de momento, voy a seguir experimentando con distintos tipos de ganaché. ¡Ya os iré contando!

Besitos y... ¡hasta el próximo post!


PD. Estoy enlazando esta receta a la Fiesta de Enlaces de Personalización de Blogs.
 

12 comentarios:

  1. Carmen que ricos, yo ahora con el café me tomaría uno o dos, o tres...

    ResponderEliminar
  2. Carmen, bonitos no, lo siguiente. Me parecen una monada y desde luego tienen que estar de vicio. Muchos besitos y gracias por compartir.

    Sueños de amor y canela

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen! Qué rico es el ganache de choco blanco... Te han quedado muy bonitos!
    Te he conocido por otro blog y por aqui me quedo encantada para no perderme nada!!!
    Te invito a mi blog :p
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Estas cosas para mi dieta no valeeeeeeee eeeeeeeehhhhhhhhh por cierto, ya tengo los ingredientes preparados para las galletas de queso y bacon, a ver si me pongo manos a la masa!! ;) Bscosss

    ResponderEliminar
  5. Hombre, pues tienes razón en lo del buttercream, es muy dulce, puedo probar otra vez con ganaché como tú. Gracias por la idea. Están muy bien presentados. Un besico.

    ResponderEliminar
  6. Hola, vengo de la fiesta de enlaces, yo cómo tu, estoy investigando con el ganache, a mi no me gusta cubrir las tartas con ganache de chocolate negro y lo estoy intentando con el blanco, pero no soy capaz de conseguir la consistencia adecuada, seguiré en ello. Yo también soy más de cheese cream, está de vicio. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  7. Hola!!!
    Me quedo por aquí!
    Como le he dicho a Yolanda, la del comentario de encima justo, yo después de pruebas, conseguí una textura perfecta para el ganaché! Si aun andas en su búsqueda déjame en mi blog tu dirección de correo y te la cuento! :)
    Además, me quedo por aquí! ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. que bueno el ganache blanco! Todo lo que sea chocolate...ñam!

    Venimos de la fiesta de enlaces.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Tiene una pinta de escándalo!

    Y qué delicado parece... ¿no te da pena de comerlo?

    Gracias por compartirlo

    Débora.-Monerías

    ResponderEliminar
  10. Rica receta, los probaremos. Os dejo tambien informacion sobre los beneficios del chocolate blanco. Saludos. http://www.herbalius.com/alimentos-ecologicos/dulces/chocolate-blanco/

    ResponderEliminar
  11. Aquí me tienes de nuevo, que maravilla de receta y el mencionar una enfermedad como el lupus la da más merito aún!!!
    Muchos besitos y me alegro de que te haga ilusión el premio:-)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!