Galletas de queso azul y nueces


Encontré esta receta de galletas saladas en el blog de Gallecookies (si no lo conocéis, os aconsejo que le hagáis una visita, porque tiene unas cosas estupendas), y tuve un antojo repentino. Así que no paré hasta que las hice... ¡y están buenísimas! Tienen una textura estupenda y un sabor riquísimo. Y, además, son muy fáciles de preparar. ¿Qué más se puede pedir?

La receta que os incluyo es casi igual que la de Gallecookies, con mínimas variaciones.

INGREDIENTES

  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de queso azul
  • 1 huevo
  • 150 gr de harina
  • 60 gr de nueces troceadas
  • Una pizca de pimienta blanca

PREPARACIÓN


Ponemos en un bol la mantequilla, el queso y la pimienta y los batimos bien.

Agregamos la harina y mezclamos con una cuchara.

Ahora echamos las nueces troceadas y las repartimos bien por toda la mezcla con la cuchara.

Batimos el huevo, lo añadimos a la mezcla y amasamos con la mano, hasta obtener una masa homogénea.

Formamos un cilindro con esa masa (de unos 5 cm de diámetro), lo envolvemos en film transparente y lo metemos en el frigorífico, por lo menos una hora, para que se endurezca.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Sacamos la masa del frigorífico, quitamos el film transparente y, con un cuchillo afilado, lo cortamos en rodajas de 0,5 cm (más o menos).



Las colocamos en una bandeja de horno, preparada con papel de horno.




Horneamos unos 10 minutos, hasta que estén doraditas. Les damos la vuelta y las horneamos otros 5 minutos para que se doren por el otro lado. Los tiempos son orientativos: lo mejor es estar pendientes.

Dejamos enfriar y... ¡listas!


3 comentarios:

  1. Hola Carmen! estas galletas me las he apuntado ya, a mi chato le encantaran, con lo que le gusta este queso y para más inri con nueces, todo un escandalo de galletas. Me quedo por aqui para poder comentar y seguir tus recetillas. Besos

    ResponderEliminar
  2. A mi me cuesta mucho amasar cuando echo la harina, se queda una bola muy espesa y al añadir el huevo se hace un empastre, no se acaba de mezclar bien y se pega a las manos. Que puedo estar haciendo mal? Es mejor intentar poner el huevo antes? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Natalia. Sí, es normal que se espese mucho al poner la harina, por eso ya no usamos la batidora, sino una cuchara de metal. Luego la mezcla se aligera con el huevo y es normal que se vuelva pegajosa. Sólo hay que seguir amasando con las manos un ratito. De todas formas, si tienes una amasadora mecánica puedes usarla.
      En cuanto a poner antes el huevo... no sé que decirte, no lo he probado. Y, normalmente, en cocina, el orden de los factores SÍ altera el producto.
      Lo único que te puedo decir es que te asegures de que la mantequilla está blandita (NO derretida) y que tu báscula pese bien. Si una masa se te vuelve muy pegajosa, puedes enharinarte un poco las manos para trabajarla, pero yo no le añadiría más harina, porque te puede quedar dura al cocinarla.
      ¡Besitos!

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!