Ir al contenido principal

Aguacates rellenos


Esta receta resulta sorprendente, tanto por lo fácil que es (importante), como por su sabor y presentación. Así que nos servirá para fardar delante de nuestros invitados, o simplemente para apañar una cenita rápida y fresquita.

INGREDIENTES


  • 2 aguacates bien maduros
  • 4 palitos de cangrejo (surimi)
  • Un puñado de gambas peladas cocidas
  • Un puñado de taquitos de jamón
  • Salsa rosa 
  • "Caviar" (sucedáneo de caviar, huevas de lumpo,...)
  • Limón

Las cantidades de ingredientes sirven para una cena para dos (cada uno se come un aguacate entero) o para un entrante o primer plato para cuatro (medio aguacate para cada uno).




PREPARACIÓN


Hemos de tener descongelados con antelación los palitos de cangrejo (si es que son de los congelados). Las gambas también han de estar descongeladas y cocidas, para que les de tiempo a enfriarse.

Los aguacates tienen que estar bien maduros. Si no lo están al comprarlos (que es lo que suele pasar), lo mejor es dejarlos madurar unos días fuera del frigorífico, envueltos en papel de periódico.

Partimos los aguacates por la mitad, a lo largo, y retiramos los huesos. Esto lo haremos con cuidado de no romper la piel, porque la vamos a usar.

Vaciamos los aguacates con una cuchara y ponemos la carne en un plato. Le echamos un buen chorro de limón, para que no se ponga negro. También frotamos con zumo de limón la cara interna de las cáscaras vacías.

Aplastamos bien la carne de los aguacates con un tenedor. Si el aguacate está lo suficientemente maduro, ésta será una operación fácil. Pero si no está maduro del todo (y la carne aún está dura), lo mejor es batirlo con la batidora. Pero hemos de tener en cuenta que la textura no va a ser la misma y, por supuesto, el sabor tampoco. Aunque nos puede servir para salir del paso.

Cuando tengamos la carne de los aguacates hecha una masa, añadimos los palitos de cangrejo (en trocitos), las gambas cocidas (también partidas) y los taquitos de jamón. Mezclamos bien con una cuchara, hasta obtener una masa homogénea.

Con ayuda de la cuchara, rellenamos las cáscaras de aguacate con esta mezcla. Compactamos y aplanamos la superficie, con cuidado de no romper la cáscara.



Cubrimos con salsa rosa (yo no tenía y mezclé mayonesa con ketchup).

Por último, simulamos el hueso del aguacate con una cucharada de "caviar".


Dejamos enfriar en el frigorífico y... ¡listo!

Se come directamente, con una cucharilla.


Comentarios

  1. Se me hace la boca agua, con lo que nos gustan los aguacates rellenos.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchísimas ganas de probarlos. Me encantan los aguacates, pero no los he probado rellenos de esta manera. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, que buenos los aguacates, me encanta esta receta.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!
En este espacio respetamos la diversidad de opiniones, vuestras sugerencias y las críticas constructivas. Pero cualquier comentario ofensivo o fuera de tono no será respondido, sino que lo eliminaré en cuanto lo vea. Aquí no alimentamos a los trolls...