Arroz tres delicias fácil



El arroz tres delicias, la receta de verdad de la buena, no es así. Esto es más o menos lo que nosotros entendemos por arroz tres delicias, gracias al que venden congelado de distintas marcas. Lo que pasa es que yo, personalmente, encuentro que el congelado queda demasiado seco. Como veréis, se puede hacer casero, con cuatro cosillas (el arroz y las tres delicias en cuestión, claro), y no es nada complicado. Tanto es así, que si lo probáis, ya no querréis el congelado...

Los ingredientes que os pongo es para 2 raciones abundantes o 3 normalitas.


INGREDIENTES


  • 175 gr de arroz redondo 
  • 2 huevos
  • Un puñado de guisantes congelados
  • Un par de lonchas de jamón cocido
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Pimienta blanca
  • Salsa de soja (para acompañar)

PREPARACIÓN


Ponemos en una cazuela un chorrito de aceite de oliva y rehogamos el arroz a fuego vivo, hasta que se transparente. Le echamos mientras la sal, un poco de ajo en polvo y una pizca de pimienta blanca, para que vaya cogiendo el sabor.

Hacemos esto con el arroz en seco, para que luego nos quede suelto y no se nos haga una plasta. Yo uso arroz redondo, porque el vaporizado no me gusta cómo queda, pero si hacéis lo que os digo no se pasará, incluso si sobra, al día siguiente seguirá suelto.

Bueno, que me enrollo. Cuando el arroz esté transparente, echamos el agua (recordemos que es el doble de volumen de agua que de arroz, más un poquito). Añadimos también un puñado de guisantes congelados, para que se vaya haciendo todo junto. Cuando el agua empiece a hervir, bajamos el fuego a media potencia y lo dejamos cocer, destapado y removiendo de vez en cuando.

Mientras se hace el arroz, preparamos con los dos huevos una tortilla a la francesa y la cortamos (en tiritas, en cuadraditos,... como más os guste). Cortamos también el jamón cocido, de la misma forma que hayamos cortado la tortilla, para que se vea bonito.

Preparamos una sartén grande con un chorrito de aceite de oliva y ponemos el jamón y la tortilla, pero aún no encendemos el fuego.

El arroz ha de quedar "al dente", es decir, un poquitín duro por dentro y blandito por fuera (estará listo en unos 12-15 minutos, más o ménos, desde que empieza a hervir el agua). Cuando alcance este punto de cocción, lo retiramos del fuego y, si ha sobrado agua, escurrimos el arroz con un colador grande y lo echamos en la sartén donde teníamos la tortilla y el jamón.

Rehogamos a todo a fuego vivo un par de minutos o tres, mezclándolo todo bien y corrigiendo de sal, si hiciera falta. ¡Cuidado, que no se pegue! Para ello, no dejamos de remover en ningún momento. Y si vemos que se empieza a enganchar en el fondo, retiramos del fuego.

Servir bien caliente, acompañado, por ejemplo, de salsa de soja.

8 comentarios:

  1. Qué rico, Carmen!! Menuda diferencia con el que venden congelado... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii... Yo el congelado ya no lo quiero ni en pintura! Besitos... ;)

      Eliminar
  2. Fácil, fácil y rico, rico. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen! Este arroz 3 delicias se ve muy sabroso...llevas toda la razón con 4 cositas se prepara un plato que le dirá adiós definitivamente al congelado...yo antes lo compraba mucho...ahora ni se me ocurre!!
    Este tuyo se ve...valga la redundancia "delicioso"
    He llegado hasta aquí por el blog cocinando con Estela y Pilar...me quedo para disfrutar de más novedades...tienes un blog rico, rico!!
    Salu2
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, he conocido tu blog a través de Rosana´s biscuits y aquí me quedo como seguidora para no perderme nada de lo que hagas. De paso te invito a que conozcas mi blog a ver si te apetece quedarte en él.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. carmen ue rico¡¡¡ me encanta el arroz tres delicias¡¡ un saludo yvuelvo a decir que me encanta tu blog¡¡

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!