Glaseado de queso


Costó su trabajito, pero... ¡lo conseguí! ¡He dado con una receta de buttercream de queso alucinante! 
Y es que todas las recetas que probaba me parecían excesivamente dulces, o no tenían una textura adecuada para decorar. Así que, directamente, me puse a probar distintas proporciones de los ingredientes y éste es el resultado.

Con todo, al llevar bastante menos cantidad de mantequilla que las buttercream clásicas, el glaseado es más ligero y no quedará tan consistente. Eso nos va a limitar algo a la hora de usarlo para decoración, pero la textura es mucho más ligera y el sabor... ¡alucinante!

Con estas cantidades de ingredientes, he tenido para decorar unos 14 cupcakes, para que os hagáis una idea.

INGREDIENTES


100 gr de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
200 gr de queso blanco para untar, tipo Philadelphia (bien frío, de la nevera)
300 gr de azúcar glas

PREPARACIÓN


Batimos bien la mantequilla y el azúcar glas, hasta obtener una pasta homogénea. 

Después, añadimos el queso, que tiene que estar bien frío de la nevera, para que no derrita la mantequilla, lo que cortaría la mezcla. Batimos muy bien, hasta que quede todo bien mezclado.

Yo no tengo una Kitchen Aid, ni nada por el estilo. Yo uso una batidora de mano normal y corriente, que, además, me calienta la mezcla al batir. Por eso, tengo que meter siempre la buttercream en la nevera antes de poder usarla, por lo menos 15 minutos. Pero ésta, al tener una textura más ligera, la tuve en el frigorífico 40 minutos, hasta que se endureció lo suficiente como para poder darle forma con la manga pastelera.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!