Ir al contenido principal

Empanadillas de atún







Éste es otro plato de lo que podríamos llamar "cocina de supervivencia", o cómo comer algo que no sean pizzas congeladas y bocadillos, aunque no sepamos cocinar. ¿Os acordáis de las patatas asadas al microondas? Pues esto tiene la misma dificultad.

Las empanadillas se pueden freír o hacer en el horno. Yo las prefiero al horno, porque encuentro que fritas quedan aceitosas (por mucho que las deje escurrir en papel de cocina) y me caen pesadas. Al horno, sin embargo, se hacen antes, es mucho más limpio y obtenemos un plato prácticamente sin grasa. ¿Qué más se puede pedir?

INGREDIENTES

  • 10 obleas para empanadillas

  • 1 lata de atún

  • 2 cucharadas soperas de tomate frito

PREPARACIÓN

Sacar de la nevera las obleas para empanadillas unos 10 minutos antes, para que se ablanden un poco y sean más flexibles. Yo uso éstas:


El paquete trae 16, pero tengo comprobado que una lata de atún me da para 10. Las que sobren se pueden guardar bien cerradas en la nevera unos días.

Precalentar el horno a 200 grados.

Escurrir muy bien el aceite del atún y desmenuzarlo con un tenedor. Ponerlo en un bol y mezclarlo con el tomate frito.

Poner una oblea en un plato y ponerle en el centro una cucharada de postre de la mezcla de atún y tomate. Doblar por la mitad y cerrar aplastando los bordes con un tenedor.


Como las vamos a hacer el el horno, si luego se nos abren un poquito no pasa nada. Pero si las fríes, ¡cuidado, porque se monta un estropicio!

En teoría, hay que pintar la superficie con un huevo batido, para que queden más doraditas y brillantes. Pero a mí me da pena gastar un huevo para hacer tan pocas, porque se desperdicia casi entero, así que omito este paso. Y ya véis en la foto que, aún así, tienen buena pinta.

Ponerlas en una bandeja de horno, forrada con papel de horno, y meter en el hono a media altura. Tardan en hacerse entre 5 y 8 minutos, dependiendo de lo doradas que las quieras.

Comentarios

  1. ¡Nunca las había visto hechas en el horno!

    El otro día mi cabecita me traicionó (otra vez) y cogí el huevo que no era duro teniendo una gran D el que lo era (lo vi y dije "ese no"). Total al cascarlo hice el estropicio, lógicamente. Salvé lo que pude de huevo en una taza, y al día siguiente lo aproveché para hacer un salteado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf! ¡Vaya desastre lo del huevo! Y la cara que se le queda a una cuando le pasan estas cosas...
      Sí, las empanadillas se pueden hacer también al horno, quedan estupendas y las puedes rellenar de lo que quieras. A mí fritas no me gustan, porque la masa chupa mucho aceite y me caen pesadas.

      Eliminar
  2. Como se podrian hacer en el microondas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que se puedan hacer en microondas, porque las masas crudas (y las obleas de empanadillas son de masa cruda) en el microondas no se hornean, sino que se cuecen, por lo que quedan blandurrias. Tampoco en un microondas con grill, porque no tiene la suficiente fuerza para hornearlas. De hecho, yo no recomiendo ni siquiera recalentarlas en microondas, porque se arruina la textura.
      Si no tienes horno convencional, la mejor opción es freírlas en aceite muy caliente y escurrirlas bien sobre papel de cocina.

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!
En este espacio respetamos la diversidad de opiniones, vuestras sugerencias y las críticas constructivas. Pero cualquier comentario ofensivo o fuera de tono no será respondido, sino que lo eliminaré en cuanto lo vea. Aquí no alimentamos a los trolls...