Patatas asadas al microondas



Ésta es una forma rápida, limpia y sana de cocinar las patatas. Como el microondas las cocina en su propio jugo, quedan mucho más sabrosas que simplemente hervidas. En la foto se ven servidas sólo con un chorrito de aceite de oliva y sal, pero les vendrá bien vuestra salsa favorita, como la salsa de queso azul o roquefort.

Estas patatas al microondas pueden solucionaros la cena un día que no sepáis qué hacer, o que no tengáis ganas de meteros mucho en cocina, pero que no se os apetezca comer de precocinados. Esta receta está incluida en el recopilatorio 20 CENAS MUY FÁCILES de este mismo blog. Echadle un vistazo, que seguro que encontráis ideas interesantes.

Os dejo por aquí también el enlace a la receta de las patatas asadas en horno convencional, por si preferís prepararlas así.

Y ya, sin más, vamos a preparar las patatas asadas al microondas.

PREPARACIÓN


Cocinaremos la patata con su piel, así que lo primero es lavarla muy bien y secarla.

Después, haremos agujeros pinchando por toda la patata con un tenedor. Este paso es muy importante, porque si no lo hacemos la patata explotará dentro del microondas (y nos tocará limpiarlo).




Usaremos el mismo método para cocinar una o varias patatas. De hecho, podemos hacer a la vez tantas patatas como quepan en un plato de tamaño adecuado a nuestro microondas.

Poner las patatas en un plato e introducir sin tapar, en el microondas. El tiempo dependerá del tamaño de las patatas, de la cantidad y de la potencia del microondas. Para que os hagáis una idea, para una patata mediana como la de la foto, a 650W (la potencia máxima de mi microondas), tarda entre 5 y 7 minutos. Si hay más patatas, tardará más.

Sabremos que las patatas están hechas cuando las podamos atravesar completamente con facilidad (porque están tiernas por dentro):


Es mejor ir dándole tiempo poco a poco, sobre todo al principio, hasta que sepamos más o menos lo que tarda en nuestro horno. Si aún están crudas, no hay problema: se ponen un ratito más y ya está. Pero si nos pasamos de tiempo quedan muy secas.

Del mismo modo, si hay varias patatas de distintos tamaños, tendremos que sacar del microondas antes las más pequeñas y darles algo más de tiempo a las mayores, para que todas queden bien hechas.

Una vez cocinadas, cortar en rodajas. ¡Cuidado, que queman mucho! Podéis pelarlas, pero con piel están muy ricas.

Las podéis servir con aceite y sal o con alguna salsa. A mí me encantan con la una salsa de queso azul o roquefort.

Estas patatas son un acompañamiento ideal para una carne o un pescado a la plancha, como en la siguiente foto:



Bueno, pues yo me despido ya por hoy. Espero que os guste tanto como a nosotros y que las hagáis con frecuencia, ya que es una forma rápida y sana de comer patatas.

Si os ha gustado esta receta, recordad que podéis compartirla muy fácilmente en vuestras redes sociales favoritas, con los botoncitos que hay aquí debajo.

Besitos y... ¡hasta el próximo post!

5 comentarios:

  1. Mañana las voy a hacer, a ver que tal!, y las acompañaré de truchas rellenas de jamón.

    ResponderEliminar
  2. Sencillo, fácil, ingredientes que siempre hay en casa. Un 10 a este acompañamiento.

    ResponderEliminar
  3. He de decir que esta receta ha sido mi salvación. Desde que la vi la hago mucho. Me viene estupendo para esos días en que no apetece cocinar.

    Gracias!! :-)

    ResponderEliminar
  4. Que buen dato!! Siempre se me pasan las papas y termino haciendo pure en vez de papas!!
    Soy bastante mala en la cocina, asi que estoy averiguando recetas para hacer al Microondas y creo que esta va a ser una de las que mas use, gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Salen buenísimas,yo las hago sin apañar y luego cuando están hechas,sal,aceite y vinagre.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!