Galletas de mantequilla



Otra receta de galletas. Aquí no tomaremos como base la masa de las cookies, sino que es una receta completamente distinta. Son muy fáciles de hacer y están buenísimas. Las podemos comer solas, untadas con Nocilla (jejeje...) o usarlas como base para hacer galletas decoradas, ya que nos proporcionan una base firme. Quedan crujientes y no resultan duras.

INGREDIENTES

  • 125 gr de mantequilla

  • 125 gr de azúcar

  • 1 cucharada de postre de azúcar vainillado

  • 1 huevo

  • 250 gr de harina

PREPARACIÓN


Batir la mantequilla con los dos tipos de azúcar. Añadir el huevo y volver a batir.

Ahora añadimos a la mezcla la mitad de la harina y batimos otra vez. Después, añadimos el resto de la harina, pero ya lo mezclaremos con ayuda de una cuchara primero y amasando con las manos después, hasta obtener una masa homogénea.



Envolver con film transparente y meter en la nevera una media hora (para que se endurezca la mantequilla y sea más fácil trabajar con la masa).

Precalentar el horno a 180 grados.

Estirar la masa con un rodillo en una superficie enharinada y cuando tenga el grosor deseado cortar con ayuda de un cortapastas. Si no tenéis ninguno a mano, podéis usar un vaso. También podemos hacer bolitas con la mano y aplastarlas en la placa del horno, sobre el papel, como ya hemos hecho otras veces. Pero yo encuentro que éstas quedan mejor cortadas.



La operación más delicada es levantar las galletas sin que se deformen. Yo me ayudo de un cuchillo sin filo y voy con mucho cuidado. Es más fácil si quitáis primero los bordes sobrantes.



Por cierto, los bordes se vuelven a amasar y a estirar, que de ahí salen más galletas. ¡Aquí no se tira nada!

Colocar las galletas en una bandeja de horno preparada con un papel de horno. Hornear unos 10 minutos, hasta que queden doradas.

Si las vais a decorar, primero hay que dejarlas enfriar.

Os pongo aquí una foto de cómo quedan decoradas con glasa real, pero no os riáis mucho: sé que están regular, pero son las primeras que hago... Cuando depure un pelín la técnica, os explicaré cómo se hacen.

2 comentarios:

  1. Gracias por la receta! se me acaba de ocurrir que mañana mi peque y yo vamos a organizar un taller de repostería en casa y las vamos a llevar para la merendola del lunes a la guarde. La receta es muy fácil y seguro que a él le hace mucha ilusión cocinar para sus amig@s! ;)

    ResponderEliminar
  2. Así es, son muy fáciles y muy apropiadas para hacerlas con los peques.
    Un secreto: untadas con Nocilla están de vicio...

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!