Ir al contenido principal

Pollo tikka masala

Éste es el plato más típico que podemos pedir en un restaurante hindú, pero también podemos prepararlo en casa sin rompernos mucho la cabeza. Como es más bien picante, queda muy bien acompañado con arroz al curry. Si lo queremos menos picante, simplemente reducimos la cantidad de especias.

Como veréis, la única dificultad del plato es tener todas las especias. Pero se encuentran fácilmente en cualquier supermercado (yo las he comprado en Mercadona) y ya las tenéis para otras cosas.

Las cantidades son para dos personas.

INGREDIENTES


1/4 de pechuga de pollo en trozos

Para marinar la carne:
  • 1 cucharada de postre de curry
  • 1/2 cucharada de postre de ajo en polvo
  • 1 cucharada de postre de jengibre molido
  • 2 cucharadas de postre de yogur natural sin azúcar
Para la salsa:
  • Aceite de oliva
  • Cebolla rallada (cantidad al gusto)
  • 2 tomates grandes
  • Ajo en polvo (cantidad al gusto)
  • 1 cucharada de postre de jengibre molido
  • 1 cucharada de postre de comino molido
  • 1 cucharada de postre de curry
  • 2 cucharadas de postre de azúcar
  • 3 cucharadas soperas de agua
  • 1 pizca de sal

PREPARACIÓN


Mezclar los ingredientes para marinar la carne en un bol. Añadir la carne cortada en trozos, mezclar bien y reservar.

En una sartén, pochar la cebolla rallada. Añadir el tomate pelado y cortado en trocitos, el ajo y el jengibre. Rehogar hasta que se haya consumido el jugo (a fuego medio). Bajar el fuego y añadir el comino, el curry, la sal, el azúcar y el agua. Cocer hasta que la salsa quede ligada y espesa (unos 3 minutos). Retirar del fuego y reservar.

En otra sartén, dorar el pollo que teníamos marinando a fuego lento (para que no se  pegue). Cuando el pollo esté dorado, añadirle la salsa y mezclar bien. Cuando empiece a hervir, apagar el fuego y servir.

Comentarios