Cobertura de chocolate básica

Si cubres un postre simplemente derritiendo chocolate de cobertura, cuando se enfría queda demasiado duro y se agrieta al cortarlo, lo que afeará el resultado.

Lo mejor es mezclarlo con mantequilla sin sal y leche. Las proporciones son: para 100 gramos de chocolate de cobertura, entre 25 y 50 gramos de mantequilla (depende de lo cremoso que lo queramos) y 2 o 3 cucharadas de leche. Se pone todo troceado en un cuenco y se derrite en el microondas a temperatura mínima, controlando cada minuto o 30 segundos, porque se quema enseguida. Mezclar hasta obtener una pasta homogénea y extender con ayuda de un cuchillo. Adornar con frutos secos, anises, etc (en el mercado hay una gran variedad de elementos comestibles para adornar postres) y dejar enfriar para que se solidifique.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!