Caldo de pollo



Hay muchas recetas que tienen como ingrediente el caldo de pollo. En un mundo ideal y fantástico, en el que tuviéramos todo el tiempo y todas las ganas del mundo para cocinar, el caldo habría que hacerlo casero. Pero no nos engañemos, esto lo vamos a hacer pocas veces.

Lo más rápido es usar un caldo de los que vienen ya preparados en caja. Pero hay que tenerlo comprado, cosa que no siempre ocurre.

Por eso, yo prefiero usar las pastillas de Avecrem (y además de esta marca). Es uno de los ingredientes-comodín que hay que tener siempre en casa, como la sal y el aceite. Para preparar 1/2 litro de caldo, sólo necesitamos esa cantidad de agua y una pastilla. Dejamos hervir unos minutos, hasta que se disuelva totalmente y... ¡listo!

Si sólo necesitamos 250 ml de caldo, podemos usar media pastilla y guardar la otra media (bien envuelta) para otra ocasión.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me encanta leerlos todos y me ayudan a mejorar este blog día a día... ¡Sin vosotros, esto sería muy aburrido!