Mis Premios Liebster

Antes de nada, quiero incluir en esta entrada un enlace permanente a los blogs que me han concedido este premio. ¡Muchísimas gracias! ¡Me hace mucha ilusión que os acordéis de mí para estas cosas!


El premio Liebster tiene distintas imágenes. Os incluyo aquí las que me han llegado, en los premios que me han dado.



En algunas ocasiones, este premio viene acompañado de unas preguntas. Os incluyo a continuación las que me han llegado, ya respondidas por mí. Éstas son las que me hizo Belén de A yo yo yo yo yo yo yo kiero una fofu :

  1. ¿Te identificas con algun animal? Puede que con un perrito chico, porque siempre tengo frío.
  2. ¿Película favorita? Estoy entre "Lo que el Viento se Llevó" y "Blade Runner".
  3. ¿ Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? Cocinar seguro que no... Jajaja... En serio, me gusta leer y ver películas.
  4. Ahora identifícate en una palabra: Singular.
  5. ¿Por qué pusiste el nombre a tu blog? Porque no me gusta cocinar.
  6. ¿Qué momento de la vida recuerdas con especial cariño? El nacimiento de mi hijo.
  7. ¿Lugar preferido para ir de vacaciones? Un hotel en el que no tenga que hacer nada.
  8. ¿Cuál es tu estación del año ideal ? El verano, porque paso menos frío.
  9. ¿ De dónde viene la aficcion que plasmas en tu blog? De la más pura necesidad de alimentarme y alimentar a mi familia con algo que no sean bocatas y pizzas congeladas.
  10. ¿ Cuánto tiempo dedicas al día al blog? Depende del día... Unos días apenas cinco minutos (asomarme y listo) y otros días puedo estar un par de horas.
  11. ¿ Por qué debe la gente seguir tu blog? Porque aquí voy colgando recetas fáciles y mega-comprobadas, que les pueden sacar de un apuro sin complicarse mucho la vida.

Fátima, de El Dulce Cofrade, nos manda el premio con unas preguntitas, que paso a responder a continuación:

  1. ¿Por qué hiciste el blog? Para tener todas mis recetas ordenadas y en el mismo sitio, y por si alguna amiga me pedía alguna, pasarle simplemente el enlace. Pero ha ido creciendo y ha cobrado vida propia... jejeje...
  2. ¿Tenedor o cuchara? Depende del frío que haga: cuanto más frío, más cuchareo.
  3. ¿Dulce o salado? Depende del hambre que tenga: si de verdad tengo hambre, prefiero lo salado mil veces.
  4. ¿Quién te enseñó a cocinar? Mi madre fue la que sentó las bases de mis conocimientos culinarios, aunque no la escuchara demasiado, porque nunca me ha gustado cocinar. Pero lo cierto es que también soy bastante autodidacta.
  5. ¿Tu vocación frustrada? No creo en las vocaciones frustradas, sino en las que aún no he tenido tiempo de cumplir.
  6. ¿Animal favorito? Los perros.
  7. ¿Libro preferido? Difícil pregunta, pero si tengo que escoger uno me quedo con "Cien años de soledad", de García Márquez.
  8. ¿Pelicula favorita? "Lo que el viento se llevó", "Blade Runner"...
  9. Tu lugar para desconectar... La playa.
  10. ¿Algo que no soportas es...? La incoherencia.
  11. ¿Fumas? No.

Paso a responder a continuación las preguntas que Aroa, de Una Historia de Cupcakes y Galletas, me manda con sus premios.

  1. ¿Cuánto tiempo llevas haciendo el blog? Lo empecé en julio de 2012, pero no empecé a tomármelo medio en serio hasta noviembre.
  2. ¿Qué te motivó para iniciarlo? La necesidad de tener todas mis recetas en el mismo sitio (antes las tenía desperdigadas en papelitos, que iba perdiendo).
  3. Un personaje histórico al que admires: Fernando de Rojas, por haber escrito La Celestina (alrededor del año 1500).
  4. Un personaje actual al que admires: soy fan absoluta de David Bowie.
  5. ¿Dulce o salado? Depende del momento... Pero cuando tengo hambre de verdad, salado sin duda alguna.
  6. ¿Cuál es tu receta amuleto... esa que nunca falla y a todos gusta? Las empanadas.
  7. ¿Qué es lo más raro que ha salido de tu cocina? Como no me gusta cocinar, tampoco hago experimentos raros...
  8. ¿Hay algo con lo que no te atrevas? ¿algún ingrediente que no te animas a cocinar? No me gusta cocinar animales a los que les vea la cara (cochinillo, conejo entero,...) porque me da pena.
  9. Tu instrumento más inútil en la cocina pero que no te resististe a comprar: un chisme para hacer bolitas de melón. Jamás lo he usado, menos mal que fue baratito...
  10. Una película que te haya dejado sin habla: me gusta mucho Lo que el Viento se Llevó.
  11. La noticia que te gustaría leer mañana en los periódicos: que han descubierto una medicina para curar un montón de enfermedades malas y la van a repartir de forma gratuita en todo el planeta.

Empanada boloñesa y... ¡otro Premio Liebster!


Yo, cuando oigo la palabra "boloñesa", pienso en un plato de pasta con una salsa de tomate y carne, con especias y queso por encima. Pues esta empanada recoge este mismo concepto, pero sustituyendo la pasta por hojaldre. Y, como veréis, se convierte en una receta muy rápida de hacer... ¡y está muy rica!

Antes de seguir con la receta, quiero agradecer a Pinkiss que se haya acordado de mí para concederme otro premio Liebster. ¡Muchísimas gracias! ¡Me hace mucha ilusión! Por cierto, si no conocéis su blog, hacedle una visita, porque hace unas cositas muy chulis.


De todas formas, como ya sabéis, incluiré un enlace permanente a su blog, como agradecimiento por concederme este premio, para que podáis verlo cuando os apetezca.

Este premio, de la forma que me ha llegado (y así lo transmito) conlleva el otorgarlo a otros cinco blogs... Y yo elijo a (tachán, tachán):

  1. Endulcémonos
  2. Alguien dijo cupcakes?
  3. Delicias de Kikanuka
  4. Marietas Kitchen
  5. La Cocina de Maia

¡¡¡Enhorabuena a todos!!!

Y una vez hechos los honores al premio, vamos a seguir con la receta de la empanada.


INGREDIENTES


  • 1 lámina de hojaldre congelado (que dejaremos descongelar antes de usar, claro)
  • 200 gr de carne picada
  • Cebolla
  • Tomate frito
  • 2 lonchas de queso para fundir
  • Aceite de oliva
  • Ajo en polvo
  • Orégano picado
  • Sal y pimienta

Los ingredientes son para dos personas. Con esto salen dos empanadas individuales. Si queréis hacer una empanada alargada para dos, es mejor que pongáis más carne y una loncha más de queso, para que quede bien rellena.

PREPARACIÓN


Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y añadimos cebolla rallada (cantidad al gusto) y la carne picada. Salpimentamos, añadimos un poco de ajo en polvo y rehogamos a fuego vivo hasta que la carne esté casi hecha. Entonces, añadimos un poco de tomate frito, pero no mucho: lo justo para que le de color y ligue un poco la carne, pero no nos interesa que haya mucha salsa, porque estropearía el hojaldre. Le damos un par de vueltas, para que se mezcle todo bien, y retiramos del fuego. Añadimos un poco de orégano picado y volvemos a mezclar.

Encendemos el horno a 200 grados, para que se vaya calentando, y preparamos una bandeja con papel de horno.

Cortamos la lámina de hojaldre en cuatro trozos iguales y colocamos dos en la bandeja, sobre el papel. Las pinchamos con un tenedor por toda su superficie, para que el hojaldre no suba.


En el centro de cada cuadrado de hojaldre, ponemos parte de la carne que hemos preparado, con cuidado de dejar los bordes libres, para poder cerrar las empanadas. Y, sobre la carne, ponemos el queso.



Si sobra carne, podemos guardarla (incluso congelarla) para hacer otro día un plato de pasta: sólo tendremos que añadir bastante más tomate y volver a rehogar.

Para cerrar las empanadas, colocamos los otros dos cuadrados de hojaldre sobre los primeros, apretamos los bordes y vamos doblando y trenzando la pasta hacia arriba, dando pellizcos.


Una vez cerradas las empanadas, pinchamos el hojaldre de arriba con un tenedor. Ahora podemos pintar la superficie con huevo batido (yo no lo hago, porque para la cantidad que preparo me sobraría mucho, y me da pena gastar un huevo para eso).

Metemos las empanadas en el horno y esperamos a que el hojaldre esté doradito (tardará unos 12 minutos, dependiendo del horno). Y... ¡a comer!

Torrijas de vino y miel, la Cuaresma y el Arcipreste de Hita


Las torrijas son un dulce tradicional de la época de Cuaresma y Semana Santa en España. Aunque en cada sitio se preparan de forma distinta, la base es la misma: en su origen, es una forma de aprovechar el pan que se ha quedado duro.

La Cuaresma es el periodo de 40 días destinado (según el calendario cristiano) a la preparación de la Pascua. Comienza el Miércoles de Ceniza y termina en la tarde del Jueves Santo. Es, por excelencia, el tiempo de conversión y penitencia del año litúrgico. El comienzo de la Cuaresma pone fin al Carnaval, unos días en los que (en teoría) está "todo" permitido.

El Arcipreste de Hita, en un fragmento de su "Libro de Buen Amor" (siglo XIV), nos relata esta transición del Carnaval a la Cuaresma como una batalla entre dos bandos, cada uno con sus tropas, liderados por Don Carnal y Doña Cuaresma, respectivamente. Mientras las tropas de Don Carnal las forman faisanes, tocinos, capones, filetes de vaca, etc, a Doña Cuaresma la acompañan sardinas, truchas...


Dicha batalla es ganada por Doña Cuaresma, como no podía ser de otro modo, y da paso a una época de sacrificio y frugalidad. Pero, claro, si vemos la foto de las torrijas, veremos que de eso... poquito. Y lo mismo ocurre con otros platos típicos de la cocina de esta época.

No os quiero cansar mucho, así que no me enrollaré mucho más con este tema. Lo que pasa es que a mí no me gustará cocinar, pero sí me gusta la Literatura Medieval... Por si a alguien le interesa, os dejo AQUÍ el enlace al texto actualizado (para que se entienda bien) del fragmento que os comentaba.





Y ya, sin más, os voy a contar cómo hacer estas torrijas. Os decía que en cada sitio se hacen de una manera distinta. Yo os voy a contar cómo se hacen en Sevilla, con la receta que me ha dado mi madre (que, si no digo que me la ha dado ella, le da un dolor).

Ya he dicho que las torrijas se hacían para aprovechar el pan duro. De hecho, la mayoría de las recetas de torrijas se hacen con rebanadas de pan normal. Pero aquí venden un pan especial para torrijas, que es como pan de molde, pero más denso y con las rebanadas cortadas más gruesas. En las fotos de abajo, podéis ver cómo es este pan, en comparación con el pan de molde normal. No os aconsejo que lo hagáis con pan de molde normal, porque se os van a deshacer. Si no encontráis el pan especial de torrijas, puede que os sea más fácil encontrar (o encargar) pan de molde sin cortar y lo cortáis vosotros.








INGREDIENTES


  • 2 paquetes de pan de torrijas (24 rebanadas)
  • 1 kg de miel
  • 1 botella (75 cl) de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • 6 o 7 huevos

En cuanto al vino, hay quien lo hace con fino o manzanilla, y quien lo hace con vino dulce. Ya depende del gusto de cada uno, pero a mí no me gusta hacerlo con vinos de sabor muy intenso, así que elijo un vino blanco normalito, pero que no sea muy malo (prohibidos los de caja, por lo menos que vaya en botella...).

PREPARACIÓN


El día antes de hacer las torrijas, sacamos el pan del paquete y lo dejamos airear, para que se ponga un poco más duro. Yo lo pongo en una fuente, tapado con un paño limpio (para que no le caiga nada, pero que respire).

Al día siguiente, ya podemos preparar las torrijas. Primero, vertemos vino en un plato y vamos mojando las rebanadas, una a una, por las dos caras, para que se empapen bien. Una vez mojadas, las vamos disponiendo en pilas en una fuente. Iremos dándoles la vuelta a las pilas de vez en cuando a lo largo de todo el proceso, para que el vino se vaya distribuyendo de manera uniforme y las de arriba no se nos queden secas.




Una vez mojadas todas las rebanadas con vino, batimos 6 o 7 huevos. Ponemos a calentar una sartén con aceite de oliva, en cantidad sufiente como para freír (dependerá de la sartén, yo he usado medio litro). Vamos mojando pasando las rebanadas de pan, una a una, por el huevo batido y las echamos en el aceite caliente, para que se frían bien por ambas caras. Si vemos que se ponen muy oscuras, vamos bajando un poco la temperatura del aceite (yo empiezo a freír al máximo, que en mi cocina es el 9, y al poco tengo que bajar el fuego al 7).



Cuando estén doradas, las sacamos y las ponemos a escurrir en papel de cocina. Las dejamos enfriar.



Una vez fritas todas las torrijas, pasamos a preparar el almíbar. Para ello, ponemos en una cazuela el litro de miel y añadimos vino. La cantidad, dependerá del gusto a vino que queramos que tenga el almíbar (yo no le pongo mucho, porque nos gusta que sepa más a miel). Lo ponemos a fuego medio y lo dejamos hervir unos 5 minutos, para que se evapore el alcohol del vino y se haga el almíbar. Si vemos que queda muy espeso, añadimos un poco de agua. Cuando esté a nuestro gusto, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Cuando el almíbar esté frío, vertemos un poco en el fondo del recipiente donde vayamos a guardar las torrijas, y vamos poniendo capas de torrijas y almíbar alternativamente.



La gracia de estas torrijas es que estén empapaditas en el almíbar, así que, para que no se sequen, habrá que irlas cambiando de posición de vez en cuando. Y, a la hora de servirlas, empezamos siempre por las de abajo, que estarán más jugosas.



Dos premios más... ¡muchas gracias!





 ¡Qué ilusión! ¡Nos han llegado dos premios nuevos! Estos son el "One Lovely Blog Award" y el "Liebster". Los dos nos han llegado de la mano de Belén, del blog  A yo yo yo yo yo yo yo kiero una fofu. Si no la
conocéis, hacedle una visita, porque hace unas cosas monísimas. De todas formas, igual que ya he hecho con los Premios Best Blog que me han ido llegando, haré enlaces permanentes también para estos premios, como una manera de agradecer a los blogs que me los conceden, y así podréis visitarlos siempre que queráis.

Bueno, pues estos premios vienen con las siguientes reglas. Pese a ser dos premios distintos, ambos me han llegado juntos, y tal y como lo han hecho, yo os lo transmito:

  1. Nombrar y agradecer el premio a la persona/blog que te lo concedió, además de hacerte seguidor del blog de la persona que te premia.
  2. Responder a las once preguntas de quien nos ha concedido el premio.
  3. Conceder el premio a once blogs que te gusten, que acaban de empezar o que tengan menos de 200 seguidores.
  4. Elaborar once nuevas preguntas para los blogueros a los que premias.
  5. Informar del premio a cada uno de los premiados.
  6. Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.
  7. Para que no se rompa la cadena, evitar mandar el premio de vuelta al blog que te premió.
Así que ahora me toca responder a las preguntas que me ha mandado Belén:
  1. ¿Te identificas con algun animal? Puede que con un perrito chico, porque siempre tengo frío.
  2. ¿Película favorita? Estoy entre "Lo que el Viento se Llevó" y "Blade Runner".
  3. ¿ Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? Cocinar seguro que no... Jajaja... En serio, me gusta leer y ver películas.
  4. Ahora identifícate en una palabra: Singular.
  5. ¿Por qué pusiste el nombre a tu blog? Porque no me gusta cocinar.
  6. ¿Qué momento de la vida recuerdas con especial cariño? El nacimiento de mi hijo.
  7. ¿Lugar preferido para ir de vacaciones? Un hotel en el que no tenga que hacer nada.
  8. ¿Cuál es tu estación del año ideal ? El verano, porque paso menos frío.
  9. ¿ De dónde viene la aficcion que plasmas en tu blog? De la más pura necesidad de alimentarme y alimentar a mi familia con algo que no sean bocatas y pizzas congeladas.
  10. ¿ Cuánto tiempo dedicas al día al blog? Depende del día... Unos días apenas cinco minutos (asomarme y listo) y otros días puedo estar un par de horas.
  11. ¿ Por qué debe la gente seguir tu blog? Porque aquí voy colgando recetas fáciles y mega-comprobadas, que les pueden sacar de un apuro sin complicarse mucho la vida.
Ahí van ahora las preguntas que yo formulo:
  1. ¿Cuál es tu libro favorito?
  2. ¿Cuál es tu comida favorita?
  3. Odio la moda de los años...
  4. Mi palabra favorita es: 
  5. No puedo pasar sin...
  6. Me irrita profundamente...
  7. ¿Cuál ha sido la mayor sorpresa que te has llevado en tu vida?
  8. No me gustan las películas en las que...
  9. ¿Cuál fue el día en el que recuerdas haberte reído más en tu vida?
  10. Me gustaría viajar a...
  11. Me encanta que la gente que me rodea...
Por último, los blogs a los que elijo conceder estos dos premios son los siguientes:
  1. Como en casa
  2. Recelandia
  3. Gallecookies
  4. Las Recetruquis de Elena
  5. Cuqui's Cook
  6. Mis bollos... y otras cosas
  7. Bouquet Garni Recetas
  8. Verito Dulces Momentos
  9. Dulce Manawa
  10. Alice's Sweet Cakes
  11. Rosana's Biscuits
¡¡¡Enhorabuena a todos y muchos besitos!!!






Mini Layer Cake de Brown Velvet con Icing de Cheese Buttercream (¡toma ya!)



Es decir: una mini-tarta a capas, de bizcocho Brown Velvet con glaseado de queso.

Ésta es la tartita que preparé para San Valentín. Y, para ser la primera que hago, tampoco me ha quedado tan mal... Lo que sí os aseguro es que el sabor es insuperable. Os pongo una fotito del corte de la tarta, para que os hagáis una idea:



Para hacer esta tarta he empleado, básicamente, estas dos recetas (pinchando en los enlaces, accederéis a las recetas detalladas):
El bizcocho lo he hecho siguiendo la receta tal cual. Con las cantidades que vienen he tenido para la tarta completa y tres cupcakes. El bizcocho de la tarta lo he hecho con unos moldes pequeños en forma de corazón: os pongo la foto, para que os hagáis una idea del tamaño (comparados con una cápsula de magdalena normalita).





He llenado los dos moldes a 3/4 de su capacidad y han tardado unos 20 minutos en el horno, según las instrucciones de la receta. Como os he comentado, me ha sobrado masa para 3 cupcakes.

Siempre que hacemos una tarta, es mejor hacer el bizcocho el día antes y dejarlo reposar en la nevera. Así se asienta y será más fácil cortarlo sin que se desmigue. Yo guardé los dos corazones de bizcocho, sin desmoldar (para que no se deformaran), dentro de un tupper en la nevera hasta el día siguiente.

Cuando vayamos a montar la tarta, hemos de dejar preparado el glaseado de queso por lo menos con una hora de antelación, para que coja la consistencia adecuada (recordemos que esta buttercream es más ligera que las demás).

Una vez desmoldados, corté los dos corazones de bizcocho por la mitad, con un cuchillo bien afilado. Y los rellené con el glaseado (sin teñir), de la siguiente manera:

  
Una vez hecho esto, cubrí toda la superficie de la tarta con una buena capa del mismo glaseado, ayudándome de un cuchillo plano de punta redonda (si tenéis una espátula, mejor), intentando que el acabado fuera lo más liso posible.

El resto del glaseado lo teñí con colorante en pasta Extra Red de Sugarflair, para hacer los detalles con la manga pastelera. Pero no sé qué pasó, que se volvió demasiado líquido y difícil de manejar. Creo que la próxima vez tendré que volver a dejarlo una hora en la nevera después de teñirlo. Pero ese día no tenía tiempo, e hice lo que pude.


Con la cantidad de glaseado que os pongo en la receta, tuve para la tarta entera (relleno, cobertura y decoración) y para cubrir los 3 cupcakes que me salieron de más con la mezcla del bizcocho.

Una vez glaseada la tarta entera, le coloqué la decoración de fondant (pasta de azúcar). Ésta hay que dejarla hecha, por lo menos, del día antes, para que se seque y se endurezca. Como véis, son flores (hechas con unos cortadores) de fondant con perlitas plateadas, y una mariquita. Esta figurita es mi primer modelado en pasta de azúcar, así que, por favor, sed indulgentes. Os pongo una foto de detalle:


Como estáis viendo, con esta tartita he estado experimentando varias cosas que jamás había hecho antes. Obviamente, el resultado no es profesional, porque me falta práctica, pero creo que no voy desencaminada... Lo que sí estaba insuperable era el sabor... Y aquí, para terminar, os dejo una nueva foto del corte, para que se os haga la boca agua ¡y os animéis a hacerla!


San Valentín, receta del bizcocho "Brown Velvet" y... ¡otro Premio Best Blog!


Pues eso, que ¡feliz San Valentín a todos! Love is in the air, y todo lo demás. No me extiendo mucho en este tema, porque queda ya poco por decir, este post se va a hacer demasiado largo y no tengo demasiado tiempo.

Y es que quiero aprovechar para contaros que nos han concedido otro Premio Best Blog... ¡el quinto ya! ¡¡¡Qué ilusión!!! Muchísimas gracias a Rosana, de Rosana's Biscuits por acordarse de nosotros. Por cierto, si no la conocéis, hacedle una visita en Facebook y en su blog, porque es un encanto y hace unas cosas geniales.






Al final de esta entrada, os pondré la lista de mis nominados para este premio. Mis respuestas a las preguntas que trae el premio las podéis ver AQUÍ, donde, además incluyo un enlace permanente a los blogs que me han concedido el premio.


Como veis en la foto, he preparado una tarta en forma de corazón. El post de la tarta lo pondré mañana, porque nos la vamos a comer hoy y (como es natural) no tengo fotos del corte. Aunque, bueno, os pongo aquí en exclusiva una fotito de la tarta terminada:



Pero hoy quería aprovechar para compartir con vosotros esta receta de bizcocho de chocolate, que para mí es la mejor que he probado hasta el momento... Es una adaptación que he hecho de la receta que os puse el otro día del Red Velvet, pero sin colorante y con más chocolate. El sabor es delicioso, y la textura alucinante... ¡tenéis que probarlo!

INGREDIENTES


  • 60 ml de aceite de girasol
  • 160 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 20 gr de cacao en polvo sin azúcar (yo he usado el de la marca Valor, comprado en Mercadona)
  • 1'5 cucharadas de postre de extracto de vainilla
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharada de postre de zumo de limón
  • 140 gr de harina
  • 1/2 cucharada de postre de bicarbonato
  • 1 cucharada de postre de vinagre de vino blanco

PREPARACIÓN


Precalentar el horno a 170 grados y preparar los papelitos para magdalenas o un molde engrasado (si vamos a hacer un bizcocho).

Ponemos la leche en un vaso y le añadimos el zumo de limón. Lo dejamos reposando para que se corte la leche, al menos cinco minutos.

Batimos en un bol grande el azúcar y el aceite. Después, añadimos el huevo y la vainilla, y volvemos a batir.

Mezclamos bien, con un tenedor, en otro bol la harina y el cacao. Añadimos la mitad de esto a la mezcla anterior y volvemos a batir.

Después, añadimos la leche cortada y batimos nuevamente.

Ahora, echamos el resto de la harina con cacao y batimos de nuevo. Y ya soltamos la batidora.

Mezclamos en un vasito el vinagre con el bicarbonato. Cuando burbujee, lo añadimos a la masa y mezclamos bien con una cuchara metálica.

Vertemos la masa en el molde engrasado (si es un bizcocho) o en las cápsulas para magdalenas (con cuidado de no llenarlas más de 2/3 de su capacidad).

Metemos en el horno, poniendo la bandeja de la mitad para abajo del horno, y dejamos hacer:
  • Magdalenas: unos 20 minutos. Empezamos a comprobar a los 15 minutos, y sacamos del horno cuando pinchemos con un palillo en el centro y salga limpio.
  • Bizcocho: unos 35 minutos. Empezamos a comprobar a los 25 minutos, y sacamos del horno cuando pinchemos con un palillo en el centro y salga limpio.
Si vemos que la parte superior se tuesta mucho, apagamos la parte de arriba del horno.
No abrimos al horno antes del tiempo indicado para empezar la comprobación, porque el bizcocho baja y ya no vuelve a subir (se quedará hundido por el centro, muy feo).


Y ahora, sí que sí... en esta ocasión elijo a 10 blogs para concederles el Premio Best Blog. Y son los siguientes:

  1. Me reservo para el postre ..... ¿o no?
  2. Kitchen Horror Picture Show
  3. De dulce en dulce
  4. El baúl imaginario de Sarah
  5. Cake by Sandy
  6. The Sweet Sisters
  7. Un rincón muy dulce
  8. Cocinando soy feliz
  9. Viviendo en el horno
  10. Alice's Sweet Cakes
¡Enhorabuena a todos y mis mejores deseos!

Arroz tres delicias fácil



El arroz tres delicias, la receta de verdad de la buena, no es así. Esto es más o menos lo que nosotros entendemos por arroz tres delicias, gracias al que venden congelado de distintas marcas. Lo que pasa es que yo, personalmente, encuentro que el congelado queda demasiado seco. Como veréis, se puede hacer casero, con cuatro cosillas (el arroz y las tres delicias en cuestión, claro), y no es nada complicado. Tanto es así, que si lo probáis, ya no querréis el congelado...

Los ingredientes que os pongo es para 2 raciones abundantes o 3 normalitas.


INGREDIENTES


  • 175 gr de arroz redondo 
  • 2 huevos
  • Un puñado de guisantes congelados
  • Un par de lonchas de jamón cocido
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Pimienta blanca
  • Salsa de soja (para acompañar)

PREPARACIÓN


Ponemos en una cazuela un chorrito de aceite de oliva y rehogamos el arroz a fuego vivo, hasta que se transparente. Le echamos mientras la sal, un poco de ajo en polvo y una pizca de pimienta blanca, para que vaya cogiendo el sabor.

Hacemos esto con el arroz en seco, para que luego nos quede suelto y no se nos haga una plasta. Yo uso arroz redondo, porque el vaporizado no me gusta cómo queda, pero si hacéis lo que os digo no se pasará, incluso si sobra, al día siguiente seguirá suelto.

Bueno, que me enrollo. Cuando el arroz esté transparente, echamos el agua (recordemos que es el doble de volumen de agua que de arroz, más un poquito). Añadimos también un puñado de guisantes congelados, para que se vaya haciendo todo junto. Cuando el agua empiece a hervir, bajamos el fuego a media potencia y lo dejamos cocer, destapado y removiendo de vez en cuando.

Mientras se hace el arroz, preparamos con los dos huevos una tortilla a la francesa y la cortamos (en tiritas, en cuadraditos,... como más os guste). Cortamos también el jamón cocido, de la misma forma que hayamos cortado la tortilla, para que se vea bonito.

Preparamos una sartén grande con un chorrito de aceite de oliva y ponemos el jamón y la tortilla, pero aún no encendemos el fuego.

El arroz ha de quedar "al dente", es decir, un poquitín duro por dentro y blandito por fuera (estará listo en unos 12-15 minutos, más o ménos, desde que empieza a hervir el agua). Cuando alcance este punto de cocción, lo retiramos del fuego y, si ha sobrado agua, escurrimos el arroz con un colador grande y lo echamos en la sartén donde teníamos la tortilla y el jamón.

Rehogamos a todo a fuego vivo un par de minutos o tres, mezclándolo todo bien y corrigiendo de sal, si hiciera falta. ¡Cuidado, que no se pegue! Para ello, no dejamos de remover en ningún momento. Y si vemos que se empieza a enganchar en el fondo, retiramos del fuego.

Servir bien caliente, acompañado, por ejemplo, de salsa de soja.

Magdalenas de chocolate


Hoy os traigo unas ricas magdalenas con un intenso sabor a chocolate, ideales tanto para comer tal cual como para servirnos de base para unos cupcakes.

Yo sigo en mi particular cruzada de buscar y adaptar recetas de magdalenas para que me salgan pocas unidades. Y esta receta es resultado de esta búsqueda: con las cantidades de ingredientes que os pongo salen 6 magdalenas (con los papelitos del Mercadona).

INGREDIENTES


  • 1 huevo
  • 65 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 65 gr de azúcar
  • 50 gr de harina
  • 15 gr de cacao en polvo sin azúcar (yo uso el de la marca Valor)
  • 1 cucharada sopera de leche
  • 1 cucharada de postre de aroma de vainilla
  • 1 cucharada de postre de levadura en polvo (yo uso Royal)



PREPARACIÓN


Precalentar el horno a 160 grados y preparar una bandeja con las 6 cápsulas para magdalenas.

Mezclar bien el cacao con la harina y la levadura y reservar.

Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla esponjosa.

Añadimos el huevo y la mitad de la mezcla de harina y volvemos a batir bien.

Agregamos ahora la leche y la vainilla y batimos otra vez. Ya guardamos la batidora.

Por último, incorporamos el resto de la mezcla de harina y mezclamos bien con una cuchara de metal.

Repartimos la mezcla entre las 6 cápsulas (no las llenamos más de 3/4 de su capacidad: lo digo por si usáis otras más pequeñas). La mezcla es bastante espesa y queda como un pegote en la cápsula, pero no te preocupes, porque luego en el horno se derrite bien la mantequilla y se reparte de manera uniforme.

Horneamos entre 15 y 20 minutos aproximadamente (poniendo la bandeja de la mitad del horno para abajo), hasta que al pinchar en el centro salga limpio. Pero NO abrimos el horno antes de 15 minutos para empezar a comprobar, porque si no se desinflan y no vuelven a subir. Si vemos que se ponen demasiado oscuras por arriba pero aún no están hechas, apagamos la parte de arriba del horno.

Salchichas al vino: o cómo poner para cenar puré de patatas (de sobre, claro) y salchichas sin que se note tanto...


Sí, porque preparar la cena da una pereza tremenda... Pero llega un momento en el que estás de comer siempre lo mismo hasta las narices. Porque sí, las salchichas con puré son una cena muy socorrida, pero también hay que darle algo de alegría al cuerpo, hacerle creer que has cocinado. Y, realmente, con la receta que os traigo hoy, no cuesta trabajo. Porque... ¿verdad que tienen buena pinta las salchichas de la foto? Pues se tarda unos diez minutos en hacerlas. Y, a la vez, podemos ir haciendo el puré de patatas de sobre para acompañarlas (que está listo en unos cinco minutos). ¡Comida rápida!

INGREDIENTES


  • Salchichas frescas (de las que tienen la carne picada cruda): yo las uso de pollo y pavo.
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Un chorrito de vino blanco
Las cantidades dependen del número de comensales y de lo hambrientos que estén...

PREPARACIÓN


Ponemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva.

Rallamos cebolla (al gusto) y la ponemos en la sartén, junto con las salchichas. Rehogamos todo junto a fuego fuerte: así, se van dorando las salchichas a la vez que se pocha la cebolla.




Cuando las salchichas empiecen a coger colorcito, bajamos a fuego medio y añadimos un chorrito de vino blanco. Dejamos hacer hasta que las salchichas estén completamente cocinadas y el vino se haya integrado con el aceite y la cebolla (que ha de estar ya blandita), haciendo la salsita. Este proceso son, en total, unos cinco minutos: así que podemos ir ya haciendo el puré (según las instrucciones de la caja).

¡Y la cena está lista!

NOTA: lo del puré de patatas es sólo una sugerencia... Les podéis poner el acompañamiento que más os apetezca...


Mis Premios Best Blog


Me hacen mucha ilusión todos y cada uno de los premios que me estáis dando. Y, como una manera de agradecerlos, he decicido crear esta entrada, como enlace permanente a los blogs que me los otorgáis.

Estos son los blogs que han pensado en mí para este premio:


¡MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS!


El premio viene con unas preguntas, que paso a responder a continuación:

  • ¿Qué te gusta más cocinar: postres o platos de cuchara? Jejeje... A mí no me gusta cocinar...
  • ¿Qué es lo más importante para ti en una persona: la personalidad o el físico? La personalidad... (realmente... ¿hay álguien que conteste que el físico?).
  • ¿Cuándo empezaste el blog? Pues creo que hace unos siete meses.
  • ¿Quién fue la persona que te inspiró para entrar en este mundo? En el mundo de la cocina empecé por obligación, porque no me gustará cocinar, pero sí comer. Y el blog lo empecé como una forma de tener todas las recetas en el mismo sitio, para usarlas yo o por si me las pedía alguna amiga... 
  • ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan seguidores por otras personas que te han conocido? La verdad es que hasta ahora me he movido más en Facebook para contactar con otros bloggers, pero, como todos sabemos, últimamente no se están portando muy bien con las páginas, así que empezaré a usar otros métodos de contacto.
  • ¿Qué te gusta más: cocinar o que te cocinen? Jejeje... Que me cocinen, claro. En realidad, me gusta más comer en la calle, pero eso también cansa.
  • ¿Comes en casa o en el trabajo? En casa, que es donde trabajo...
  • ¿Sueles hacer recetas de verdura? Sobre todo, purés y ensaladas.
  • ¿Cuál es tu mejor receta? No creo que tenga una "receta estrella", depende del día...
  • ¿Qué le pides a una persona para que sea tu amiga? No sé... que sea mi amiga, sólo eso (luego, cada uno es como es)...
  • ¿Cuál es la mejor película que has visto? Sin duda, "Lo que el Viento se Llevó". También me gustan mucho "Forrest Gump" y "Blade Runner".
 Además, el recibir este premio implica la responsabilidad de otorgarlo a otros 20 blogs, con menos de 200 seguidores. Mis listas de nominados las incluyo en cada entrada en la que anuncio que me han concedido el premio, además de comunicarlo a los interesados de forma directa.

Belén, de A yo yo yo yo yo yo yo kiero una fofu, nos manda el premio con el siguiente cuestionario:
  1. ¿Chocolate blanco o negro? Negro, sin duda.
  2. ¿Por qué le pusiste ese nombre a tu blog? Porque no me gusta cocinar.
  3. ¿Cocinas por necesidad o por afición? Por necesidad.
  4. ¿Visitas un blog y te haces seguidora para apoyar? Si me gusta lo que veo, sí.
  5. Un libro que te guste: "Cien años de soledad", de García Márquez.

¡Más Premios Best Blog!


He de deciros que me siento tremendamente abrumada... Estaba preparando este post, para agracecer este nuevo Premio Best Blog (¡el tercero ya!), que me vino por parte de El Dulce Cofrade, cuando... ¡he recibido el cuarto! Este nuevo premio nos lo ha dado Me reservo para el postre ..... ¿o no?.

¡¡¡¡¡Muchísimas gracias!!!!!!
En serio, me hace muchísima ilusión.

El premio viene con unas preguntas, que paso a responder a continuación:

  • ¿Qué te gusta más cocinar: postres o platos de cuchara? Jejeje... A mí no me gusta cocinar...
  • ¿Qué es lo más importante para ti en una persona: la personalidad o el físico? La personalidad... (realmente... ¿hay álguien que conteste que el físico?).
  • ¿Cuándo empezaste el blog? Pues creo que hace unos siete meses.
  • ¿Quién fue la persona que te inspiró para entrar en este mundo? En el mundo de la cocina empecé por obligación, porque no me gustará cocinar, pero sí comer. Y el blog lo empecé como una forma de tener todas las recetas en el mismo sitio, para usarlas yo o por si me las pedía alguna amiga... 
  • ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan seguidores por otras personas que te han conocido? La verdad es que hasta ahora me he movido más en Facebook para contactar con otros bloggers, pero, como todos sabemos, últimamente no se están portando muy bien con las páginas, así que empezaré a usar otros métodos de contacto.
  • ¿Qué te gusta más: cocinar o que te cocinen? Jejeje... Que me cocinen, claro. En realidad, me gusta más comer en la calle, pero eso también cansa.
  • ¿Comes en casa o en el trabajo? En casa, que es donde trabajo...
  • ¿Sueles hacer recetas de verdura? Sobre todo, purés y ensaladas.
  • ¿Cuál es tu mejor receta? No creo que tenga una "receta estrella", depende del día...
  • ¿Qué le pides a una persona para que sea tu amiga? No sé... que sea mi amiga, sólo eso (luego, cada uno es como es)...
  • ¿Cuál es la mejor película que has visto? Sin duda, "Lo que el Viento se Llevó". También me gustan mucho "Forrest Gump" y "Blade Runner".

Por último, aquí está la lista de 20 blogs a los que, en esta ocasión, concedemos el Premio Best Blog desde aquí:

  1. Verito Dulces Momentos
  2. Chez Glace
  3. Con azúcar y a lo loco
  4. Duo Cake's - repostería creativa
  5. Lulu's Kitchen
  6. 10 Nubes de azúcar
  7. Mi pequeño rinconcito
  8. Yo lo guiso, tú te lo comes
  9. Dulces para ti
  10. Como en casa
  11. Mis bollos... y otras cosas
  12. Dulces estrellas
  13. Mi marrano estrena lazo
  14. Mikuky
  15. Cakes cookies & muffins
  16. Mi dulce mundo
  17. Petits plaers cupcakes
  18. My cakes for you
  19. Pinkiss
  20. Lo Cupcake

¡Enhorabuena a todos!